Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, sale del número 11 de Downing Street, en Londres, el 28 de junio de 2016

(afp_tickers)

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, declaró este viernes que probablemente tendrá que abandonar su objetivo de lograr un superávit presupuestario en 2020, a causa del impacto negativo del Brexit en las arcas públicas.

"Seguiremos siendo firmes con el déficit, pero hay que ser realistas sobre la posibilidad de lograr un superávit antes del fin de la década", dijo en un discurso en Manchester.

"Como el Banco de Inglaterra dijo ayer, el resultado del referéndum tendrá, como se esperaba, un impacto negativo importante en la economía británica. De cómo respondamos a ello, dependerá el impacto que tenga en los empleos de la gente y en el crecimiento económico", estimó.

"Tenemos que reducir la incertidumbre avanzando lo más rápidamente posible hacia una nueva relación con Europa y siendo supercompetitivos", estimó.

Osborne hizo del rigor en las cuentas públicas la bandera de su gestión y tenía como objetivo dejarlas en números negros en 2020.

Antes del choque del Brexit, la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, un organismo independiente, preveía que Reino Unido tendría un superávit de 10.400 millones de libras en el ejercicio 2019-2020 y de 11.000 millones en el siguiente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP