Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Xi Jinping, el presidente de China, asiste a una cena de trabajo en la Casa Blanca, en Washington, el 31 de marzo de 2016

(afp_tickers)

Varios allegados del presidente chino, Xi Jinping, del exprimer ministro Li Peng y de otros altos dirigentes disimularon fortunas en paraísos fiscales vía sociedades pantalla, según una investigación planetaria de un centenar de órganos de prensa, lo que pone en entredicho los esfuerzos anticorrupción de Pekín.

El análisis de 11,5 millones de documentos provenientes del gabinete panameño de abogados Mossack Fonseca, por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) reveló este lunes que 140 responsables políticos o personalidades de primer plano a escala mundial habían colocado dinero en paraísos fiscales.

Entre los parientes o allegados de altos responsables chinos señalados en esta investigación figura sobre todo Deng Jiagui, esposo de la hermana mayor de Xi Jinping. En 2009 -siendo su cuñado miembro del todopoderoso comité permanente de la Oficina Política del Partido Comunista chino (PCC), pero aún no presidente-, Deng se convirtió en el único accionista de dos sociedades pantalla en la Islas Vírgenes británicas, revela la ICIJ.

En junio de 2012, en una investigación sobre la fortuna colosal de la familia de Xi, la agencia Bloomberg ya había revelado que Deng Jiagui y su esposa poseía varios cientos de millones de dólares de activos inmobiliarios y títulos financieros.

Desde su acceso al frente del Estado, a finales de 2012, Xi Jinping ha expresado su firme determinación para combatir la corrupción mediante una campaña muy mediática destinada tanto a sanear el PCC como a asentar su autoridad en el partido, una campaña de eficacia muy discutida por los observadores.

En los documentos panameños revelados este lunes por la ICIJ, figura asimismo el nombre de Li Xiaolin, hija de Li Peng (primer ministro chino de 1987 a 1998). Tenía con su marido una fundación en Liechtenstein, controlada a su vez por una firma con sede en las Islas Vírgenes, en la época en que su padre estaba en funciones.

Una nieta de Jia Qinglin, exmiembro del comité permanente de la Oficina Política del PCC, era además accionista única de varias sociedades 'offshore', con las que controlaba discretamente varios grupos en China.

Los 'Panama Papers' mencionan asimismo a un arquitecto francés, Patrick Devillers, cercano al ex 'príncipe rojo' caído en desgracia Bo Xilai. Ayudó a su esposa a comprar -pasando por una firma pantalla- una villa en Francia, operación financiada por el soborno de un hombre de negocios.

Estas revelaciones llegan después de una investigación precedente de la ICIJ que mostró en enero de 2014 que cerca de 22.000 clientes ricos oriundos de China popular o de Hong Kong estaban implicados en compañías 'offshore'. En la lista difundida entonces figuraban millonarios del mundo de los negocios y también un verdadero 'who's who' de la élite política de la segunda potencia económica mundial, entre ellos personas cercanas al expresidente Hu Jintao, Xi, Deng Xiaoping y al exprimer ministro Wen Jiabao.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP