Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Pierre Cornut-Gentille (i) y Antonin Levy, abogados del candidato presidencial francés François Fillon, hablan con la prensa el 9 de febrero de 2017 en París

(afp_tickers)

Los abogados del candidato conservador a la presidencia francesa, François Fillon, anunciaron este jueves que han interpuesto una demanda ante la justicia para que se cierre la investigación "ilegal" sobre posibles empleos ficticios que afecta al político.

"El delito que se reprocha a François Fillon es totalmente inaplicable", puesto que era un diputado en ese momento y por ello "la investigación de la fiscalía se convierte en ilegal", declaró uno de los letrados, Antonin Lévy, en una rueda de prensa.

A causa del escándalo, Fillon ha perdido en las últimas dos semanas su condición de favorito para la presidencial.

El caso saltó a la luz pública en las páginas del semanario Le Canard Enchaîné, que aseguró que la esposa del ex primer ministro conservador, Penelope Fillon, cobró un sueldo de asistente parlamentaria de su marido y luego del diputado suplente, durante quince años.

Otras revelaciones, confirmadas por el propio candidato, implicaron también a los hijos de Fillon.

La fiscalía francesa de delitos financieros abrió rápidamente una investigación preliminar, el 25 de enero.

"La investigación es actualmente casi más mediática que judicial (...). Los electores no deben dejarse robar su opción [Fillon] en abril", destacó el abogado.

Fillon reconoció en una rueda de prensa el lunes que cometió un "error" al contratar a su esposa y a sus hijos a cuenta del erario público y por ello presentó "disculpas" ante los franceses, aunque insistió en que todo fue legal.

"Hay prácticas antiguas en la vida política que ya no son aceptables", reconoció ante más de 200 periodistas.

AFP