Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Padres de varios de los 43 estudiantes desaparecidos en 2014 en Ayotzinapa manifestándose en Ciudad de México el 22 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck, que colabora en el caso de la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, entregó resultados de análisis de nuevas muestras sin encontrar coicidencia genética con las víctimas, informó el viernes la fiscalía general mexicana.

"No fue posible obtener hasta el momento identificación de perfiles genéticos en la totalidad de las muestras de los restos óseos por las técnicas tradicionales de ADN STR nuclear ni ADN mitocondrial", indicó la Procuraduría General (PGR) mexicana en un comunicado.

El pasado martes se recibió del Instituto de Innsbruck un sobre cerrado con los resultados del análisis de un paquete de 53 muestras recogido en autobuses de los que los estudiantes se apoderaron en la ciudad de Iguala (sur) para acudir a manifestaciones la noche del 26 de septiembre de 2014. También "se analizaron 9 muestras óseas y cabellos, provenientes del basurero de Cocula y 2 muestras óseas de la bolsa del Río San Juan" que fueron enviadas a Austria en diciembre de 2014, añade el comunicado.

Estas muestras serán sometidas ahora a la "técnica de secuenciación masiva paralela" y los resultados serán dados a conocer una vez que concluyan las pruebas.

El sobre fue abierto el viernes en una reunión en la que participaron padres y representantes legales de las víctimas, integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH y del equipo argentino de antropología forense que colaboran en las investigaciones.

Hasta ahora, los expertos de Innsbruck sólo han identificado plenamente los restos de Alexander de la Mora y de manera preliminar los de Jhosivani Guerrero de la Cruz, que deben ser sometidos a otras pruebas.

- Críticas del GIEI -

Según la versión oficial de la fiscalía mexicana, los jóvenes fueron atacados por policías corruptos de Iguala, quienes los entregaron al cartel Guerreros Unidos. Los criminales los habrían asesinado e incinerado los cuerpos en un basurero de la comunidad de Cocula para luego echar los restos a un río, lo que sin embargo ha sido rebatido por los expertos de la CIDH.

Los resultados se dan a conocer despés de que durante la semana el GIEI criticara duramente a la fiscalía general por dar a conocer los resultados preliminares de un nuevo peritaje en el basurero de Cocula, según los cuales ahí habrían sido incinerados al menos 17 cuerpos, lo que avalaría parcialmente la versión oficial.

El GIEI sostuvo que dio su consentimiento a este nuevo peritaje pero acusó a la PGR de dar a conocer los resultados de manera "unilateral", sin consultar a los expertos y sin que el estudio esté concluido, lo que iría en contra del acuerdo original.

El GIEI, conformado en noviembre de 2014 por la CIDH con el acuerdo de México y de padres de las víctimas, condicionó la continuidad de su colaboración con la PGR en lo que se refiere al nuevo peritaje a que sean resueltas una serie de dudas.

El Gobierno mexicano negó el jueves que haya una ruptura pero rechazó que se vaya a ampliar nuevamente el mandato del GIEI, que vence el 30 de abril.

Este caso provocó una ola de indignación a nivel internacional y generó fuertes cuestionamientos al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP