Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Parlamento iraní, en Teherán, en una imagen del 8 de junio de 2017, un día después del atentado en ese complejo

(afp_tickers)

Los autores de los atentados de Teherán, que dejaron, según un último balance, 17 muertos, eran miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y actuaron antes de trasladarse a Irán en Siria e Irak.

Los atentados fueron perpetrados por unos hombres armados, algunos de ellos disfrazados de mujer, y kamikazes que se hicieron estallar.

Tras unirse al grupo Estado Islámico, los autores de los ataques, todos muertos, "participaron en crímenes cometidos por este grupo terrorista en Mosul (Irak) y Raqa (Siria)", indicó este jueves el Ministerio de Inteligencia y Seguridad Nacional iraní.

El Ministerio también publicó las fotos y el nombre de los yihadistas, que el miércoles atacaron dos puntos de Teherán, el complejo del Parlamento y el mausoleo del ayatolá Jomeini.

Según las autoridades, los cinco formaban parte de une red liderada por Abu Aisha, un "alto comandante" de EI, y entraron en Irán en julio y agosto de 2016 con el objetivo de "llevar a cabo operaciones terroristas en ciudades religiosas".

Abu Aisha fue asesinado y los cinco hombres huyeron de Irán, aunque el Ministerio no aclaró cuándo volvieron a entrar en el país.

"Hay varias decenas de combatientes iraníes" en el grupo EI, "en particular en Irak, Siria y Afganistán", según Clement Therme, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS).

Irán participa en Irak y Siria junto a los Gobiernos de estos dos países en el combate contra los grupos rebeldes y yihadistas.

Aunque Washington también combate al grupo Estado Islámico, el presidente estadounidense, Donald Trump, estimó después de los atentados de Teherán que "los Estados que apoyan al terrorismo se arriesgan a convertirse en víctimas del mal que promueven".

- 'Repugnante' -

"El comunicado de la Casa Blanca es repugnante en momentos en que los iraníes se enfrentan al terror apoyado por los clientes de los estadounidenses", denunció en un tuit el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif.

En paralelo al comunicado de la Casa Blanca, el Senado estadounidense adoptó el miércoles una ley para imponer nuevas sanciones a Irán, en parte por el "apoyo a los actos de terrorismo internacional" de Teherán.

La votación final se llevará a cabo más adelante.

La administración estadounidense ya impuso nuevas sanciones a Irán por su supuesto apoyo a grupos "terroristas" en Oriente Medio, sus ensayos de misiles balísticos y sus violaciones de los derechos humanos.

Desde que Trump asumió la presidencia, en enero, las relaciones entre Washington y Teherán, que rompieron contactos diplomáticos después de la Revolución islámica en 1979, no cesan de empeorar.

En un reciente viaje a Arabia Saudí, gran rival suní del Irán chiita, Trump llamó a "aislar a Irán".

Los comentarios de Trump también sumaron críticas de los iraníes en las redes sociales, que recordaron la oferta de apoyo del Gobierno iraní y las vigilias organizadas en Irán después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

"Los iraníes encendieron velas por ustedes el 11/09", tuiteó Ali Ghezelbash, un analista de negocios iraní.

- ¿Qué papel tuvo Riad? -

Los Guardianes de la Revolución acusan a Riad y a Washington de estar "implicados" en los ataques del miércoles y esbozaron un paralelismo con la reciente visita de Trump a Arabia Saudí.

Pero, para el Ministro de Inteligencia y Seguridad Nacional, es aún muy pronto "para juzgar si Arabia Saudí tuvo un papel".

El guía supremo iraní, Ali Jamenei, aseguró el miércoles que estos ataques "no tendrán ningún efecto en la determinación del pueblo iraní".

Los yihadistas sunitas del grupo EI consideran al Irán chiita apóstata. Teherán participa en la primera línea en la lucha contra el grupo yihadista en Siria e Irak.

El grupo Estado Islámico amenazaba con reclutar en Irán. En marzo, difundió un primer vídeo en farsi en el que amenazó con "conquistar Irán y devolverlo a la nación musulmana sunita como era antes".

Irán tiene una importante población sunita en las zonas fronterizas con Irak y Pakistán, en donde el EI espera reclutar.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP