Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente ruso, Vladimir Putin (D), recibe a su homólogo chino, Xi Jinping, en la cumbre de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en Ufá, el 9 de julio de 2015

(afp_tickers)

Los líderes de los BRICS lamentaron nuevamente el domingo, al margen de una cumbre del G20 en Antalya (Turquía), la falta de progresos en la reforma del FMI llamada a una redistribución más equitativa del derecho a voto de sus miembros.

Los dirigentes "expresaron su profunda decepción frente a la ausencia de progresos en la modernización de las instituciones financieras, sobre todo en lo referente a la reforma del FMI", según un comunicado de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica).

Dicha reforma "sigue siendo la prioridad para garantizar la confianza hacia el Fondo, su legitimidad y eficacia", añadieron las cinco naciones emergentes, que llamaron a Estados Unidos a ratificarla "en la mayor brevedad posible".

Los BRICS denuncian desde hace años la desigual representación en el Fondo Monetario Internacional, que perjudica a los países emergentes y en desarrollo.

- Economía mundial "en la zona de riesgo" -

La reforma del Fondo que corregiría levemente este desequilibrio languidece desde hace varios años.

Las cinco naciones estimaron por otro lado que "la economía mundial se halla todavía en la zona de riesgo" y llamaron a "reforzar" la cooperación de la política macroeconómica en el seno del G20, reunido en cumbre hasta el lunes en Antalya.

Brasil y Rusia se hallan actualmente en recesión, China sufre una desaceleración que incide directamente en la economía mundial y Sudáfrica se tambalea por la caída de la demanda de las materias primas. Sólo India sigue gozando de la bonanza económica.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, destacó no obstante en Antalya que los BRICS "continuarán siendo una fuerza positiva en la reactivación del crecimiento global en los próximos años".

Las cinco naciones emergentes mostraron además su optimismo sobre el futuro de su asociación estratégica, aplaudiendo la reciente creación del Banco de Desarrollo, cuyos proyectos inaugurales serán lanzados a principios de 2016, según la nota.

AFP