Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Simpatizantes del presidente saliente gabonés y candidato a las elecciones presidenciales, Ali Bongo, bailan en un barrio de Libreville el 22 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Carteles, cadenas de televisión, anuncios de vídeo gigantes, banderas, camisetas o caravanas lanzando el lema "Cambiemos juntos": a unos días de las elecciones presidenciales de Gabón, el sábado, el presidente y candidato, Ali Bongo, es omnipresente, mientras que la oposición brilla por su ausencia.

Frente a su principal rival, Jean Ping, de 73 años, el presidente saliente, Ali Bongo Ondimba, de 57 años, aparece en los grandes medios y juega la carta de la ruptura con el antiguo régimen de su padre, Omar Bongo, que estuvo 41 años en el poder.

Para orquestar su comunicación, el presidente se ha servido del gigante mundial de la publicidad WPP, que envió desde Londres a toda una batería de consejeros.

En cada farola, cada puente y cada panel publicitario (o casi) de la capital, sólo se le ve a él: aquí, Ali Bongo sonriendo sobre un fondo azul, allá, besando a una anciana 'mamá' emocionada.

"¡El cambio soy yo!", "El fin de los privilegios indebidos", no cesa de prometer Ali Bongo, que se enfrentará a 10 candidatos el 27 de agosto, algunos de los cuales tuvieron responsabilidades en la época del mandato de Bongo padre, como Jean Ping, que fue ministro varias veces.

Hace falta recorrer durante mucho tiempo las arterias de la capital, Libreville, para toparse con el nombre de otro candidato. El rostro del expresidente de la Comisión de la Unión Africana sólo aparece en muy raras ocasiones, la mayoría de las veces en pequeños carteles.

- Desvío de fondos -

"Ali Bongo financia su campaña con medios del Estado, incluso la iluminación pública le sirve de apoyo", denunció David Mbadinga, encargado de la campaña de Jean Ping. En cambio, "ningún espacio se ha reservado" para otros candidatos pues "él ha acaparado todo".

El semanario de la oposición Echos du Nord informó de que "más de 30.000 millones de FCFA" [45,7 millones de euros] fueron dedicados a la campaña publicitaria del presidente. Una afirmación difícil de verificar.

Según la prensa local, tras ser elegido en 2009, Ali Bongo ordenó retirar todos los paneles publicitarios que pertenecían a una empresa del principal opositor, André Mba Obame, ya fallecido.

El clan Ping acusa al presidente de haberlos sustituido con "sus propios paneles", instalados recientemente, algo que desmiente el entorno de Ali Bongo.

"Estos paneles pertenecen a operadores privados [...] los hemos alquilado, pero todo el mundo podía acceder a ellos", señaló el portavoz de Bongo, Alain-Claude Bilie Bye Nze, contactado por AFP.

En los últimos días, varios candidatos denunciaron que prefectos o alcaldes "bajo influencia del PDG" (el partido en el poder) les negaron el poder reservar estadios o plazas públicas para celebrar sus mítines.

"Me veo obligado a organizar mis mítines en casas", afirmó Pierre Claver Maganga Moussavou, candidato del Partido Socialdemócrata (PSD), que aseguró que hizo su campaña "en coche" por el interior del país, mientras que otros "se pavonean" en helicóptero (Bongo) o en jet privado (Ping).

- Guerra mediática -

En esta batalla por la imagen, las principales televisiones gabonesas informan del más mínimo desplazamiento del presidente mientras que sus adversarios sólo son mencionados al final del telediario.

Aún así, Jean Ping multiplica sus apariciones en platós de televisiones panafricanas e incluso ha lanzado su propia cadena, Life Africa TV.

Estas cadenas, así como las redes sociales, se han convertido en el escenario de invectivas e injurias.

Los detractores de Bongo denuncian la influencia de su entorno, "un pequeño clan que controla ostensiblemente todos los recovecos del poder", y las cadenas Gabon Televisión y Gabon 24 se dedican a airear los detalles de un caso de sobornos, revelado por el grupo francés Mediapart, en el que estaría implicado el hijo mayor de Jean Ping.

Y mientras que ambos bandos se acusan mutuamente de "incitación al odio", los gaboneses, por su parte, empiezan a temer que estallen los actos violentos tras las elecciones.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP