AFP internacional

Imágenes distribuidas por la Policía Metropolitana británica el 6 de juno de 2017 en Londres que muestran a Yusef Zaghba, Khuram Shazad Butt y Rachid Redouane (izquierda a derecha), presuntos autores del ataque el 3 de junio en la capital británica

(afp_tickers)

Los autores del atentado que dejó ocho muertos el 3 de junio en Londres llevaban cinturones de explosivos falsos para crear "un máximo de pánico", informó este domingo la policía británica.

"Nunca antes había visto en el Reino Unido una táctica en la que los terroristas buscan crear un máximo de pánico atándose explosivos ficticios. Cualquiera que los haya visto aquella noche habrá pensado que eran explosivos reales", comentó Dean Haydon, jefe de la unidad antiterrorista de la policía británica.

Las imágenes divulgadas el domingo por las autoridades mostraban cinturones de cuero a los que se habían atado botellas de agua de plástico recubiertas con cinta adhesiva gris y negra.

Cada uno de los tres asaltantes, Khuram Butt, Rachid Redouane y Youssef Zaghba, llevaba un cinturón de este tipo cuando embistieron con una furgoneta a los peatones en el London Bridge, antes de bajar para apuñalar a numerosas personas con cuchillos de cerámica de 30 cm de largo.

Ocho personas murieron y decenas resultaron heridas en el barrio turístico y festivo de Borough Market. Los tres asaltantes fueron abatidos por la policía ocho minutos después del inicio del ataque.

"Es posible que previeran una situación de asedio o que pensasen que (los falsos cinturones de explosivos) podían protegerlos de ser blanco de los disparos" de la policía, declaró Haydon.

AFP

 AFP internacional