Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, habla por teléfono con el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, el 28 de enero de 2017 en la Casa Blanca, en Washington

(afp_tickers)

Las restricciones de entrada a Estados Unidos decretadas por el presidente Donald Trump no aplican a quienes tengan pasaporte de Australia, anunció este martes el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, tras una exención similar obtenida por Gran Bretaña.

Camberra evitó criticar la política migratoria de Trump que generó una ola de repudio internacional desde la decisión de suspender la llegada a Estados Unidos de refugiados e imponer estrictos controles a los visitantes de siete países musulmanes.

Las personas con pasaporte australiano "cualquiera sea su lugar de nacimiento o aunque tengan doble nacionalidad y posean otro pasaporte, seguirán siendo bienvenidos a Estados Unidos como era habitual", dijo Turnbull.

"Acabo de recibir esa notificación oficial", dijo al canal Sky News Australia.

"Eso significa que quienes tengan pasaporte australiano, podrán viajar a Estados Unidos del mismo modo que antes" del decreto del 27 de enero.

"La confirmación vino desde la Casa Blanca, del consejero de seguridad nacional, el general (Michael) Flynn."

Turnbull había sido criticado en las redes sociales por permanecer cauto mientras otros líderes mundiales salieron a criticar al Gobierno de Estados Unidos por suspender provisionalmente la entrada de ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

"Mi trabajo como primer ministro de Australia es defender los intereses nacionales de Australia y proteger los derechos de los ciudadanos australianos", explicó.

"Cuando tengo que dar una opinión franca y directa al Gobierno de Estados Unidos, lo hago en privado, pero no comento públicamente la política interna estadounidense", dijo.

El primero ministro agregó que quería estrechar los vínculos con Estados Unidos y con Trump.

"Tenemos una relación muy fuerte con Estados Unidos, y trabajamos muy estrechamente con ellos", dijo. "Tenemos relaciones muy fuertes con el nuevo Gobierno", insistió.

El lunes, Turnbull había anunciado que Trump respetará un acuerdo sellado por su predecesor sobre la aceptación en Estados Unidos de una cantidad no especificada de los 1.600 refugiados actualmente mantenidos en centros de las islas vecinas de Nauru y Papúa Nueva Guinea.

Gran Bretaña obtuvo el domingo una exención similar para sus ciudadanos naturalizados y aquellos que sean binacionales de alguno de los siete países musulmanes afectados por el decreto de Trump.

El ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, obtuvo la exención a través de "conversaciones con el Gobierno estadounidense", explicó su cartera en su página web.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP