Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un combatiente yemení leal al presidente Abd Rabo Mansur Hadi saluda desde lo alto de un tanque en un punto de control en una carretera de Taez, el lunes 11 de abril al suroeste del país

(afp_tickers)

Combates entre fuerzas regulares y rebeldes proiraníes estallaron este martes de madrugada en algunas regiones de Yemen, informaron fuentes militares, pese a una tregua en el país que, según la ONU, está siendo globalmente respetada.

Las fuerzas del presidente Abd Rabo Mansur Hadi se enfrentaron a los rebeldes chiíes hutíes en Saruah, en la provincia de Marib, al este de la capital, Saná. También hubo combates en Nahm, más al noreste, y en Baihan, en la provincia de Shabua (sur), señalaron fuentes militares.

En total, siete soldados del Ejército regular murieron el lunes en Saruah, donde los rebeldes avanzaron y lograron arrebatar dos posiciones a las fuerzas gubernamentales. Ambos bandos sufrieron pérdidas en la zona de Nahm, y en Baihan el Ejército acusó otra baja.

La tregua entró en vigor el domingo a las 21H00 GMT y "globalmente parece respetarse", dijo el lunes el portavoz de la ONU Stephane Dujarric, que destacó no obstante la persistencia de "algunos focos de violencia" en el país.

Por su lado, los rebeldes acusaron a las fuerzas regulares y a la coalición árabe bajo mando saudí, que apoya al presidente Hadi, de cometer "39 violaciones de la tregua" el lunes, en Taez (sur), Marib y Shabwa.

Su portavoz, Mohamed Abdesalam, advirtió de que "la prosecución de las operaciones militares podría obstaculizar el proceso de paz y reducir las posibilidades de mantener el diálogo" político previsto entre las partes a partir del lunes próximo en Kuwait, bajo los auspicios de la ONU.

Desde marzo de 2015, una coalición árabe liderada por Riad bombardea a los rebeldes chiíes hutíes, que habían tomado el control de numerosos territorios en el país y siguen controlando la capital, Saná.

El conflicto, que dura ya más de un año, ha desestabilizado la región, con la rivalidad entre Arabia Saudí e Irán como telón de fondo, con un saldo de más de 6.300 muertos y más de 2,4 millones de desplazados.

Por otra parte, cinco reclutas del Ejército de Yemen murieron este martes en un atentado suicida en Adén, al sur del país, informó una fuente militar.

"Un kamikaze se hizo estallar en medio de un grupo de jóvenes soldados del ejército que iban a su base en Adén, matando a cinco reclutas e hiriendo a otros", dijo a la AFP la fuente, que aseguró que el atacante pertenecía al grupo yihadista Al Qaida.

Los ataques contra las fuerzas gubernamentales, reivindicados o atribuidos a grupos yihadistas, se han multiplicado en los últimos meses en el sur del país, un intento de frenar los esfuerzos del Gobierno para restablecer el ejército y las fuerzas de seguridad.

El pasado sábado, 20 soldados murieron en una emboscada en una ciudad de la costa del sur de Yemen, pero Al Qaida negó ser responsable del ataque.

A mediados de febrero, otro atentado reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI) dejó 14 muertos en un campamento militar en Adén, donde varios reclutas estaban recibiendo formación.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP