El conservador Jason Kenney será el próximo primer ministro de Alberta (oeste de Canadá), tras la victoria de su partido en las elecciones provinciales del martes, lo que abre un nuevo frente hostil a Justin Trudeau a seis meses de las legislativas federales.

Como preveían los sondeos, el partido conservador de Kenney obtuvo una cómoda mayoría absoluta en la asamblea legislativa de la provincia petrolera, según estimaciones de las televisoras locales.

Sacan así del poder al partido de la primera ministra izquierdista Rachel Notley, aliada de Trudeau hasta hace poco sobre la política medioambiental.

"Mis amigos, hoy nuestra gran provincia ha enviado un mensaje a Canadá y al mundo entero: Alberta está abierta a los negocios", declaró a sus seguidores Kenney en Calgary.

Trudeau, en tanto, le felicitó por la victoria: "Estoy impaciente por colaborar con el gobierno provincial para crear buenos empleos para la clase media, construir infraestructura y hacer crecer a las empresas e industrias que hacen próspera a Alberta", dijo.

En una campaña centrada en economía, Kenney -usual crítico de Trudeua- prometió relanzar la industria petrolera local, que se ubica sobre la tercera reserva mundial de crudo y ha estado menguada económicamente tras la caída de los precios en 2014.

También prometió anular un impuesto al carbono aplicado por la provincia a su sector energético, a cambio del apoyo de Trudeau a la ampliación del controversial oleoducto Transmountain, que aún está en veremos por pleitos judiciales.

Los liberales de Trudeau, afectados por una profunda crisis política por acusaciones de injerencia política en un procedimiento judicial, son aventajados por la oposición conservadora en los más recientes sondeos para las legislativas de octubre.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes