Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

(I-D) Los ministros franceses de Justicia e Interior, Christiane Taubira y Bernard Cazeneuve, junto a los ministros luxemburgueses Etienne Schneider y Felix Braz, en una rueda de prensa el 20 de noviembre de 2015 en el Consejo Europeo de Bruselas

(afp_tickers)

La Comisión Europea prometió este viernes modificar el acuerdo de Schengen de libre circulación de personas y generalizar los controles en las fronteras exteriores del bloque, en el marco de medidas antiterroristas tras los atentados de París.

Los ministros de Interior y de Justicia de la Unión Europea (UE) decidieron, en una reunión extraordinaria en Bruselas, reforzar de manera "inmediata" los controles en las fronteras, incluso para los ciudadanos europeos.

Pidieron además una reforma del código Schengen, para que esos controles sean "sistemáticos y obligatorios" para todos, y no únicamente para los ciudadanos de terceros países.

"Es un cambio crucial", dijo el ministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve. "Europa ya perdió demasiado tiempo", añadió tras la reunión convocada por los atentados del viernes pasado en París, que dejaron 130 muertos y más de 350 heridos.

La Comisión Europea, dijo el ministro, "hará propuestas antes de fin de año" para modificar el código fronterizo del espacio Schengen, compuesto por 22 de los 28 países de la UE, más Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein.

El espacio Schengen, una de las muestras de la construcción europea más concretas, es una zona de libre circulación de personas en donde los controles fronterizos internos fueron eliminados, salvo en circunstancias excepcionales.

Cazeneuve precisó que los nuevos controles deberán hacerse "consultando las bases de datos nacionales y europeas, como el SIS (Sistema de Información Schengen) y las bases de datos de Interpol", que contienen señalamientos sobre yihadistas y las órdenes de captura internacionales.

Hasta ahora, los controles de los ciudadanos europeos que cruzan las fronteras de Schengen se limitan a una verificación de identidad.

"Hoy tenemos controles aleatorios, pero no sistemáticos", dijo por su parte el ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz.

- Un PNR para fin de año -

Cazeneuve precisó que Francia mantendrá sus propios controles fronterizos "mientras dure la amenaza terrorista". El Gobierno había decidido restablecerlos el viernes pasado por un mes, en previsión de la conferencia internacional sobre el clima, COP21, que se llevará a cabo del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París. Se prevé que por lo menos 138 jefes de Estado y de Gobierno asistan a la inauguración.

El Gobierno francés también obtuvo un amplio respaldo de sus socios a su reclamación de acelerar la creación de un registro de nombres de pasajeros (PNR, Passenger Name Record). Los ministros reiteraron la necesidad "urgente y prioritaria de finalizar un ambicioso PNR" antes de que termine 2015.

"El PNR habría sido muy útil para contrarrestar los proyectos funestos de Mehdi Nemmouche, que se produjeron aquí mismo, en Bruselas, en mayo de 2014", dijo Cazeneuve, citando al presunto autor del atentado en el Museo Judío de la capital belga, en el que murieron cuatro personas.

Las negociaciones dentro del bloque para crear este registro comenzaron en 2011, pero la propuesta estuvo bloqueada durante años por el Parlamento Europeo, celoso de la protección de los datos personales de los ciudadanos del bloque.

Hasta julio, no se destrabó el proceso legislativo, seis meses después de los atentados contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado judío de París.

El PNR deberá incluir los vuelos dentro del bloque, conservar los datos durante un periodo "suficientemente largo" y no limitarse a "crímenes de naturaleza transnacional", pidieron los ministros europeos en la declaración final.

Los miembros del bloque dieron su apoyo al endurecimiento del control de armas de fuego recientemente propuesto por la Comisión Europea. Pidieron al Ejecutivo comunitario que presente "un plan de acción operativo para fin de año", para frenar el tráfico humano desde los Balcanes.

AFP