Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, durante una entrevista a la AFP el 22 de marzo de 2017 en Bruselas

(afp_tickers)

Los derechos de todos los ciudadanos de la Unión Europea, entre ellos los residentes en Reino Unido, serán la "línea roja" durante las negociaciones de divorcio para el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, quien quiere un papel "protagonista" del Parlamento en el proceso.

"La única línea roja [del Parlamento] son los intereses de los ciudadanos europeos. No hay otras líneas rojas", apuntó Tajani en una entrevista a la AFP, días antes de que Reino Unido comunique oficialmente su decisión de abandonar el bloque, dando paso a dos años de complicadas negociaciones de divorcio.

El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, indicó el miércoles que entre las prioridades de la UE estarán los derechos de los 4,5 millones de ciudadanos europeos que viven en Reino Unido y británicos que viven al otro lado del canal de la Mancha, así como la factura a pagar por Londres.

Para Tajani, en la línea de Barnier, que quiere una salida "ordenada", Reino Unido y los 27 deben primero cerrar un acuerdo de separación antes de empezar a discutir sus futuras relaciones. "Hay que divorciarse y después solucionar las relaciones entre dos divorciados que viven uno al lado del otro", declaró.

En este proceso de divorcio, que del lado europeo liderará el Ejecutivo comunitario bajo la dirección de los mandatarios de la UE, el presidente de la Eurocámara quiere un papel "protagonista" para su institución, que será la encargada de aprobar el futuro acuerdo.

Esta votación debería producirse "a finales de 2018 o principios de 2019", antes de que empiece en marzo de ese año la campaña de las elecciones europeas. "Esperemos que el Parlamento Europeo pueda votar 'sí', pero hay que ver el contenido (del acuerdo negociado), ¿no?".

- A favor de las 'varias velocidades' -

Sus declaraciones a la AFP llegan días antes de que los mandatarios europeos conmemoren en Roma, en una cumbre sin Reino Unido, el 60º aniversario de los tratados fundadores del proyecto europeo.

El presidente del Parlamento Europeo no se opuso a un bloque con diferentes grados de integración, siempre y cuando los países que quieran avanzar más rápido no excluyan al resto.

"No me opongo a que dos, tres o cuatro Estados miembros decidan ser la vanguardia y abran el camino al resto", apuntó Tajani, que puso como ejemplo que "Francia, Alemania, Italia y España" decidan empezar a trabajar en el campo de la defensa.

Este escenario conocido como Europa 'a varias velocidades' y defendido por las principales economías de la zona euro, genera preocupación en cambio en los países de la que fuera órbita soviética, como Polonia, que temen convertirse en miembros de segunda.

Pese a que la llegada del presidente de EEUU, Donald Trump, a la Casa Blanca generó preocupación entre los europeos, el presidente de la Eurocámara no descartó invitarlo a hablar ante los eurodiputados.

"Habrá que ver qué hará. Yo no estoy en contra" de su venida, dijo Tajani. "Hay que darle tiempo para que comprenda bien la situación en Europa. No es fácil", estimó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP