Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente argentino Mauricio Macri saluda en el Congreso en Buenos Aires el 1 de marzo de 2016

(afp_tickers)

Los diputados de Argentina se encaminaban a votar la madrugada del miércoles un millonario pago de una deuda con 'fondos buitres', con el respaldo anunciado este martes por un juez de Nueva York.

La iniciativa parlamentaria es el primer gran test político para el presidente Mauricio Macri. En caso de ser aprobada por los diputados, pasará al Senado.

Mientras sesionaba la cámara en Buenos Aires, el juez Thomas Griesa emitió una orden que da luz verde al mecanismo de pago de Argentina a los fondos especulativos para saldar el litigio por una deuda en 'default' y evitar posibles embargos de otros acreedores.

"Estoy seguro de que el 14 de abril vamos a pagar y salir del 'default'" (con un sector de acreedores), había anticipado el mandatario, tras advertir a los congresistas que de no haber acuerdo, Argentina caerá "en la hiperinflación o el ajuste".

En un cámara baja con mayoría opositora pero fragmentada, el gobierno de la alianza de centroderecha Cambiemos logró asegurarse el quórum e iniciar una maratónica sesión.

El 14 de abril es la fecha límite que fijó Griesa para pagar 4.653 millones de dólares, según el preacuerdo que Argentina suscribió con los fondos NML Capital y Aurelius, entre otros, a los cuales el mercado denomina 'buitres' por comprar bonos a precio vil de países en quiebra, como Argentina en 2001.

Macri encontró aliados en peronistas desprendidos del bloque mayoritario de la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015), peronista de centroizquierda. Pero el tablero de alianzas tembló al conocerse la decisión de la Corte de Apelaciones de Nueva York de aplazar al 4 de abril el levantamiento de órdenes contra Argentina.

Griesa había admitido levantar su orden de mantener bloqueados pagos a acreedores que sí aceptaron los canjes de 2005 y 2010. Pero la Corte dejó en suspenso la medida, lo que hizo dudar a los aliados de Macri de la efectividad que pudiese tener la aprobación del pago a los 'buitres'.

El bloque del excandidato presidencial por el peronismo de centroderecha, Sergio Massa, aceptó votar para que Argentina salga del 'default' con los 'buitres' y "acceder al crédito internacional". Pero Massa dijo que logró cambiar el texto de la ley para garantizar que "un (eventual) fallo desfavorable en Cámara (en Nueva York) no cambie los acuerdos firmados" con NML y Aurelius.

- Oposición de izquierdas -

El kirchnerismo y la izquierda votarán en contra. El exministro de Economía y ahora diputado Axel Kicillof denunció que Macri "quiere sembrar miedo, amenaza al Congreso", por haber declarado que si no se acuerda con los fondos "habrá hiperinflación o un ajuste".

"El ajuste ya está", dijo Kicillof al referirse a los despidos en el Estado y empresas privadas, la devaluación de 35%, la inflación de casi 9% en dos meses y una caída del consumo de un 10%, según consultoras.

"Hay un riesgo muy grande de que el resto del 93% de los acreedores (que adhirió a los canjes) reclame en la justicia el mismo trato" que los 'buitres', dijo el diputado. Si así fuera, el kirchnerismo ha calculado que se generará una nueva deuda de tamaño colosal. Originalmente, el 'default' fue de casi 100.000 millones de dólares en 2001.

Miles de manifestantes de izquierda y centroizquierda se congregaron frente al Congreso para rechazar el acuerdo. El gobierno anterior se resistió durante dos años a acatar el fallo adverso de Griesa por considerarlo inviable para el país.

Para afrontar el acuerdo con los fondos 'buitres', el gobierno necesita emitir bonos por unos 11.000 millones de dólares. Macri asegura que con el acuerdo pondrá en marcha el mayor plan de obras de la historia, al volver a tomar deuda en el mercado mundial.

Griesa puso como condición la derogación de dos leyes, ley Cerrojo y Pago Soberano, para levantar órdenes contra Argentina, como el bloqueo de 539 millones de dólares en un banco de Nueva York para pagar al 93% de bonistas adherentes.

La ley Cerrojo impide ofrecer cualquier mejora a un acreedor sin otorgársela de inmediato a todos los demás.

- No volver al Fondo -

El kirchnerismo había intentado terminar con el 'default' pero le quedó un 7% de acreedores que sólo querían cobrar el 100% por vía judicial. El litigio en Nueva York lleva 15 años.

"No volvamos al fondo" es el lema enarbolado por el roquero Charly García y la actriz Cecilia Roth, entre otros artistas populares que se sumaron a una campaña contra el acuerdo en un video por las redes sociales. Kirchner rechazó en su mandato acordar planes de ajuste con el FMI.

El video fue retuiteado por Kirchner, ausente de la escena pública y recluida en la patagónica provincia de Santa Cruz desde que dejó el gobierno el 9 de diciembre.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP