Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un helicóptero del ejército ruso sobrevuela una posición de las fuerzas gubernamentales sirias en Kobajjep, a las afueras de Deir Ezzor, en septiembre de 2017

(afp_tickers)

Los drones que atacaron el pasado fin de semana las bases rusas en Siria fueron lanzados desde la región de Idlib, donde el régimen de Damasco lleva a cabo una ofensiva que causó tensión entre Rusia, Turquía e Irán, afirmó el ministerio de Defensa ruso en su diario oficial.

Diez "drones cargados de explosivos" atacaron durante la noche del 5 al 6 de enero la base aérea rusa de Hmeimim y otros tres la de la Flota rusa en Tartús (Siria), sin causar víctimas ni daños materiales, había indicado el lunes.

"Se estableció que los drones fueron lanzados desde la localidad de Muazzara, situada en el suroeste de la zona de distensión de Idlib y controlada por grupos armados de la 'oposición moderada'", precisó el ministerio de Defensa en su diario Krasnaya zvezda.

La provincia noroccidental de Idlib, fronteriza con Turquía, es la única que escapa totalmente al control de Damasco. Está dominada por el antiguo Frente al Nusra, la antigua rama siria de Al Qaida.

La región sufre actualmente una ofensiva del régimen que provoca tensiones entre Moscú y Teherán, aliados de Bashar al Asad, y Ankara, que respalda a los rebeldes, a menos de tres semanas de una reunión de paz organizada por iniciativa de esos tres países en la ciudad rusa de Sochi.

Tras el ataque, el ministerio ruso de Defensa se dirigió al jefe del Estado Mayor y al responsable del servicio de inteligencia turcos señalando la necesidad de que "Ankara respete sus obligaciones destinadas a asegurar el alto el fuego en la zona de distensión de Idlib" e instando a Turquía a "impedir ataques similares de drones", según Krasnaya zvezda.

El martes, el ministerio turco de Relaciones Exteriores convocó, según fuentes diplomáticas turcas, a los embajadores de Irán y Rusia en Ankara para hablarles de la ofensiva llevada a cabo por el régimen sirio en la provincia de Idlib.

Ankara acusó al régimen de atacar a los rebeldes "moderados" amparándose en la ofensiva contra los yihadistas, y consideró que podría "sabotear" el proceso destinado a poner fin al conflicto.

Una cumbre debe reunir los próximos 29 y 30 de enero al régimen y los opositores sirios en Sochi, con miras a buscar una salida a este conflicto que se ha cobrado más de 340.000 vidas desde 2011.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP