Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Sede del FMI, en Washington

(afp_tickers)

El crecimiento de los emergentes se ralentizará en 2015 por quinto año consecutivo, atascado por las recesiones en Brasil y Rusia, y deberán esperar a 2016 para experimentar una mejora, dijo el FMI este martes.

De acuerdo con el informe de perspectivas globales del FMI, la desaceleración de los países en desarrollo obedece a una aguda caída de los precios de las materias primas, a los efectos de una veloz expansión del crédito, a tensiones políticas y a la merma en la expansión de China.

El FMI estimó que los mercados emergentes y los países en desarrollo crecerán 4% en 2015 y 4,5% en 2016, en ambos casos 2 puntos porcentuales menos que los proyectados en el informe de julio.

"Para los mercados emergentes y las economías en desarrollo como conjunto, nuestra perspectiva es que 2015 marcará el quinto año seguido de ralentización del crecimiento", dijo el organismo.

"En un contexto bajista de los precios de las materias primas, con una retracción del ingreso de flujos de capital, presiones sobre las monedas y una creciente volatilidad en los mercados, los riesgos de una desaceleración aumentaron", añadió.

Según las perspectivas del FMI, el PIB ruso caerá 3,8% este año y 0,6% el próximo, mientras que el de Brasil se contraerá 3% y 1% en los mismos ejercicios.

China crecerá 6,8% y 6,3%, reflejando la esperada merma gradual de su velocidad de expansión mientras avanza con las reformas de su economía que sacudieron a los mercados este año.

Sudáfrica, por su parte, tendrá una moderada mejora de 1,4% en 2015 y de 1,3% en 2016 e India mantiene un horizonte despejado y crecerá 7,3 y 7,5% en los dos años analizados.

- Expansión global moderada -

El mundo tendrá un crecimiento moderado de 3,1% en 2015 y uno de 3,6% al año siguiente, dijo el fondo, mientras intenta digerir los efectos de los cambios en China que buscan fortalecer las fuerzas de mercado sin resignar potencial de expansión, y espera una subida de las tasas en Estados Unidos.

La estimación a nivel global es, para los dos años, 0,2 puntos porcentuales por debajo de la de julio.

En ese contexto, el organismo con sede en Washington calificó al frenazo de Brasil en 2015 y 2016 como mayor a lo esperado y anticipó que se sentirá en América Latina y el Caribe debido al tamaño y la conectividad regional de su economía.

"Si eso acontece sería el peor desempeño para Brasil desde los años 30, cuando anotó caída del PIB dos años seguidos", señaló a la AFP el analista brasileño Alex Agostini de Austin Rating.

La rodada cuesta abajo de la economía brasileña solo será superada por Venezuela en el concierto de América Latina y el Caribe: caerá un desastroso 10% en 2015 y un 6% al año siguiente, según el FMI, que calcula que la región se contraerá 0,3% este año y crecerá 0,8% en 2016.

Pero los mercados emergentes podrían tener un 2016 moderadamente optimista.

"Proyectamos un rebote en el crecimiento de los mercados emergentes y las economías en desarrollo en 2016", anticipó el reporte.

El FMI estima que en ese ejercicio habrá una merma en la tasa de inflación en los países que vienen registrando fuertes depreciaciones de sus monedas, como Rusia y, en menor medida, el gigante sudamericano.

"Si bien la expansión en países que enfrentan problemas económicos en 2015 (incluyendo Brasil, Rusia y algunas naciones de América Latina y Oriente Medio) seguirá siendo débil o negativa, será mejor que la del 2015, y la demanda doméstica en India continuará firme", añadió.

No obstante, las economías en desarrollo deben estar preparadas para una "normalización de la política monetaria de Estados Unidos", advirtió el reporte.

AFP