Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El expresidente polaco y exlíder del sindicato Solidaridad Lech Walesa se reúne con estudiantes y familiares de las víctimas de las protestas contra el Gobierno venezolano de 2014, el 19 de febrero de 2016 en Caracas

(afp_tickers)

El exlíder histórico del sindicato Solidaridad Lech Walesa colaboró con la policía política comunista a comienzos de los años 1970, afirmaron este martes los responsbles del Instituto polaco para la Memoria Nacional (IPN), citando, entre otras pruebas, análisis grafológicos.

En el pasado, el expresidente ya había sido acusado en varias ocasiones de esta colaboración, pero siempre las ha desmentido, como hizo la semana pasada cuando se filtraron a la prensa los resultados de este análisis.

Este martes, Walesa se encontraba viajando hacia Colombia para participar en una reunión de premios Nobel en Bogotá, por lo que no comentó personalmente las afirmaciones del IPN.

Su abogado, Jan Widacki, declaró al canal de televisión Polsat News que "el caso no está cerrado" y que podría pedir un nuevo análisis grafológico.

El fiscal general adjunto, Andrzej Pozorski, responsable de la Comisión de Crímenes contra la nación polaca, que forma parte del IPN, agregó en una rueda de prensa que la colaboración de Walesa con la policía secreta polaca SB "no deja dudas".

Pozorski citó varios documentos manuscritos atribuidos al expresidente, entre los cuales está su acuerdo de colaboración firmado con su nombre y su nombre clave 'Bolek' y 17 recibos de dinero entregados a 'Bolek' por el SB.

El fiscal general adjunto declaró que su autenticidad fue demostrada por los expertos del Instituto de análisis judicial de Cracovia, que los compararon con numerosos documentos manuscritos de Lech Walesa volcados a los archivos oficiales.

Lech Walesa había rechazado entregar a los investigadores muestras de su escritura.

Por su lado, el presidente del IPN, Jaroslaw Szarek, estimó que la existencia de estos documentos habría podido influenciar algunas de sus decisiones tras la caída del comunismo, incluso cuando fue presidente de Polonia, entre 1990 y 1995.

Szarek añadió, no obstante, que el IPN "no tiene la intención de borrar a Walesa de la historia de Polonia".

Tras el suicidio el 8 de enero de uno de sus cuatro hijos, Przemyslaw, de 43 años, Lech Walesa atribuyó el gesto a la campaña en su contra.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP