Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steve Mnuchin, habla en la Casa Blanca, en Washington, el 29 de junio de 2017

(afp_tickers)

El programa de retiro para los ancianos del Gobierno de Estados Unidos se empezará a agotar en 17 años si no hay cambios en las políticas sociales, dijo este jueves el departamento del Tesoro.

Con la política actual, el Seguro Social, el fondo de retiro que surgió en la época de la Gran Depresión, se agotará en 2034, de acuerdo con el reporte anual.

Mientras, los fondos destinados al Medicare para apoyar el seguro de hospitalización solo podrán pagar sus prestaciones completas hasta 2019, un año más de lo pronosticado en 2016.

El Seguro Social y el programa de salud Medicare en conjunto representan la mayor fuente del gasto federal en Estados Unidos. Cerca de 50 millones de estadounidenses reciben anualmente la pensión de retiro, mientras que 57 millones están cubiertos por Medicare.

"Decenas de millones de estadounidenses confían en estos programas y es importante que aseguremos su estabilidad a largo plazo", dijo en un comunicado el departamento del Tesoro.

"Una combinación del envejecimiento de la población y el bajo crecimiento económico ha generado los déficits proyectados para ambos programas de Seguro Social y Medicare", indicó.

El fondo de seguro para discapacitados, supeditado al Seguro Social, está proyectado para ser totalmente financiado hasta 2028, cinco años más que la estimación del año pasado.

Aunque los fondos no enfrentan una crisis inmediata, los funcionarios dijeron que los legisladores deberían actuar ahora para prevenir problemas en el futuro.

AFP