AFP internacional

Dos mujeres se cubren la nariz y la boca con pañuelos para protegerse del incendio que amenaza la localidad de Torgal, en Portugal, el 18 de junio de 2017

(afp_tickers)

Portugal ha sufrido en los últimos años varios incendios antes del que se declaró el sábado en la región de Leiria, en el centro del país, y que ha dejado hasta ahora más de 60 muertos y decenas de heridos.

- 1966 -

Un incendio en el bosque de Sintra, en el oeste de Lisboa, provoca la muerte de 25 militares que intentaron en vano luchar contra las llamas.

- 2003 -

Entre julio y septiembre, varios incendios gigantescos alimentados por una ola de calor arrasan durante semanas el centro y el sur de Portugal y dejan 20 muertos.

El verano de 2003 es el más catastrófico de la historia, con cerca de 425.000 hectáreas destruidas.

- 2005 -

En febrero, cuatro bomberos mueren en un incendio en un bosque cerca de Mortagua (a 200 kilómetros al noreste de Lisboa).

En julio y agosto, varios incendios arrasan el norte y el sur del país y llevan al gobierno a pedir ayuda a sus socios europeos.

Ese año los incendios dejan al menos 18 muertos, once de ellos bomberos, y arrasan 300.000 hectáreas, en medio de la peor sequía desde 1945.

- 2006 -

El 9 de julio, seis bomberos mueren carbonizados por el fuego en un bosque cerca de Sao Famaliçao da Serra (centro).

- 2013 -

En agosto, una ola de incendios en el norte y el centro, provocados por altas temperaturas y vientos fuertes dejan ocho bomberos y un civil muerto y destruyen miles de hectáreas de bosque.

La zona más afectadas es la Sierra de Caramulo (centro), apodada el "pulmón de Portugal" por sus bosques de pinos y eucaliptos.

Miles de bomberos, con ayuda de hidroaviones franceses, españoles y croatas, se movilizan en todo el país, con una media de 250 a 300 nuevos focos cada día.

Entre enero y agosto de ese año fueron detenidos unos 60 presuntos pirómanos.

AFP

 AFP internacional