Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El candidato hongkonés al Consejo Legislativo de la ciudad Baggio Leung, una de las figuras jóvenes en ascenso que desafían a Pekín, el 23 de agosto de 2016 en la antigua colonia británica

(afp_tickers)

Una nueva generación de activistas políticos que defienden una ruptura radical con Pekín intentará este domingo atraer a los votantes de Hong Kong, en la cita electoral más importante que ha tenido la antigua colonia británica desde las grandes movilizaciones prodemocracia de 2014.

Pese a que las manifestaciones lograron bloquear durante dos meses barrios enteros de la antigua colonia británica, el 'Movimiento de los paraguas' no logró obtener ninguna concesión de China en materia de reformas políticas.

Desde entonces, la atmósfera en Hong Kong es densa y crispada, por la creciente sensación de que Pekín está endureciendo el control sobre la ciudad semiautónoma, en temas políticos, culturales e incluso educativos.

Para las nuevas generaciones, la única salida que queda es la independencia total.

En este contexto, las elecciones al Consejo Legistativo (LegCo, Parlamento local) permitirá medir el peso electoral de este movimiento.

Pese a que muchos hongkoneses están convencidos de que la independencia es una quimera, el movimiento ha desdibujado las líneas políticas tradicionales y ha polarizado el debate.

Cuando las autoridades de la ciudad decidieron prohibir la candidatura de cinco defensores de la ruptura con Pekín, con el argumento de que militar por la independencia es ilegal, las contradicciones se agudizaron.

A principios de agosto, varios miles de hongkoneses participaron en la primera manifestación pública por la independencia. Según algunas encuestas hasta un 17% de los hongkoneses apoyarían la ruptura con China.

- 'No hay vuelta atrás' -

El LegCo cuenta con 70 miembros designados por un sistema complejo que garantiza casi con seguridad una mayoría de bloqueo favorable a Pekín. Solo 35 de sus miembros son elegidos por sufragio directo.

Algunos activistas han utilizado la palabra autodeterminación, para evitar usar el término "independencia" y han logrado así poder ser inscritos como candidatos. De estos, uno o dos tienen posibilidades de ser elegidos, lo que constituiría una victoria para un sector que defiende una vía que hasta hace muy poco era un tabú absoluto.

Baggio Leung, de 30 años, es uno de los tres candidatos de Youngspiration, un nuevo partido que defiende la autodeterminación. Según los sondeos tiene posibilidades de entrar en el LegCo.

"La gente de Pekín pisotea nuestros valores y tenemos que encontrar una salida", explicó a AFP.

Muchos treinteañeros ya no creen en el lema "un país, dos sistemas", que fue la base de la retrocesión en 1997 y que debía garantizar, al menos durante 50 años, un alto grado de autonomía a la antigua colonia británica, al igual que el respeto de las libertades.

Para algunos hongkoneses está creciendo una sensación de que Pekín se inmiscuye cada vez más en temas interno de la isla. Un caso de unos libreros desaparecidos de Hong Kong y que fueron arrestados y aparecieron en China hace unos meses fue un ejemplo elocuente.

"El Partido Comunista no mantiene sus promesas", señaló Baggio Leung. "La independencia es la única opción", aseguró.

Nathan Law, de 23 años, una de las figuras del "Movimiento de los paraguas", se presenta a las elecciones como candidato de la nueva formación Demosisto, que defiende la autodeterminación y que rechaza que Hong Kong se convierta en una ciudad china igual a las demás.

"Después de la 'Revolución de los paraguas' ya no hay vuelta atrás", aseguró.

Sin embargo, en el corto plazo un avance, aunque sea pequeño, de los independentistas podría beneficiar a Pekín, en la medida que haría perder peso a la oposición tradicional, que se reivindica como prodemocracia.

La oposición, con 27 escaños de 70, dispone actualmente de una minoría de bloqueo, ya que en el parlamento local las leyes deben ser aprobadas por dos tercios de los votos.

Esta pérdida de fuerza política reforzaría a Pekín en el corto plazo, mermando la fuerza de la oposición moderada, pero a la larga legitimaría el discurso de la independentistas.

Esta hipótesis es una aberración para los candidatos cercanos a Pekín.

"El principio de 'Un país, dos sistemas' es lo que permitió a Hong Kong convertirse en lo que es. Debemos preservar la prosperidad y la estabilidad de Hong Kong", declaró Wong Kwok-hing, candidato de la Federación de Sindicalistas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP