Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de EEUU, Barack Obama, escucha al primer ministro de Japón, Shinzo Abe (i), durante una reunión bilateral al margen de la cumbre de la APEC el 19 de noviembre de 2015 en Manila

(afp_tickers)

Los líderes de la región Asia-Pacífico llamaron este jueves a trabajar hombro con hombro contra el terrorismo, tras la ola de atentados yihadistas en Francia, Líbano y contra un avión ruso, al cerrar su cumbre anual en Manila.

En la reunión de dos días, las 21 economías del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) se comprometieron a seguir estudiando la viabilidad de crear una gigantesca zona de libre comercio para todos sus integrantes, entre ellos Estados Unidos, Japón, Rusia y China, y también México, Chile y Perú.

En cuanto al clima, los líderes se mostraron poco ambiciosos, a pocos días de que se abra la conferencia COP21 en París, y no cerraron el compromiso de rebajar los aranceles sobre una lista definida de 54 productos medioambientales, como paneles solares o aparatos para purificar agua.

- Juntos contra el terror -

"Condenamos con firmeza todos los actos, métodos y prácticas del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones", afirman los líderes en su comunicado conjunto, tras los atentados de París y Beirut de la semana pasada y el derribo de un avión ruso en el Sinaí egipcio, todos reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico.

"No permitiremos que el terrorismo amenace los valores fundamentales de nuestras economías libres y abiertas (...) destacamos la necesidad urgente de una cooperación internacional más estrecha y una mayor solidaridad en la lucha contra el terrorismo", añaden.

"El terrorismo es el enemigo común de la humanidad", abundó el presidente chino, Xi Jinping, en unas declaraciones a la agencia estatal Xinhua, al condenar el asesinato de un rehén chino por parte del EI, que dijo haber matado también a un noruego.

Por su lado, el nuevo primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo al presidente estadounidense, Barack Obama, que su país seguirá siendo "un miembro fuerte de la coalición" aérea liderada por Washington contra el EI en Irak y Siria. Y ello pese a que Trudeau ha prometido retirar los aviones canadienses de dicha coalición.

Obama, en tanto, consideró que la guerra que desangra Siria desde 2011 no terminará "mientras permanezca en el poder" el presidente Bashar Al Asad, protegido de Rusia.

- "Avanza" el gigantesco proyecto de libre comercio -

Del lado del comercio, los líderes renovaron su compromiso con la todavía muy embrionaria Zona de Libre Comercio de Asia-Pacífico (FTAAP, por sus siglas en inglés). Por iniciativa china, desde el año pasado se realiza un estudio de factibilidad, que debe presentarse a los líderes en su próxima cumbre en Lima, a finales de 2016. "Avanza el estudio para la creación de una gran área de libre comercio Asia-Pacífico, que incluya a todos los países de la APEC", constató el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Heraldo Muñoz.

La idea de los líderes es avanzar hacia ese ambicioso proyecto apoyándose en los muchos ya existentes en la región y, en particular, el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), integrado por 12 economías de la APEC, como Estados Unidos, Australia, Perú, Chile y México, pero no China, que quedó excluida de las negociaciones.

Por otro lado, para favorecer la integración regional, los líderes llamaron a "facilitar la participación" de las pequeñas y medianas empresas en el comercio global y a intensificar la liberalización de los servicios.

- El clima, secundario -

En el capítulo del clima, los líderes manifestaron en su comunicado que están "firmemente comprometidos con lograr un acuerdo justo, equilibrado, ambicioso, duradero y dinámico en la conferencia COP21 del clima de París", que se abre el 30 de noviembre.

Pero más concretamente, no zanjaron el compromiso, que expira a finales de año, de reducir al 5% o menos los aranceles sobre una lista de 54 productos medioambientales definida en 2012. En lugar de ello, los dirigentes llamaron simplemente a "redoblar esfuerzos" a aquellos países que estén por cumplir con dicho compromiso.

Para garantizar la seguridad de este foro, que representa un 57% del PIB mundial y casi la mitad del comercio global, el Gobierno filipino ha desplegado a más de 20.000 policías en la capital.

Este jueves, cientos de manifestantes marcharon contra lo que denuncian como una política económica excluyente para con los pobres, a lo que la policía respondió, para "calmar" los ánimos, haciendo sonar a todo volumen éxitos de Katy Perry o David Guetta en medio de la protesta.

AFP