Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El responsable en el Partido Laborista británico del Brexit, Keir Starmer, afirmó que buscarían "un acuerdo de transición que mantenga las mismas condiciones de base de las que nos beneficiamos actualmente en la Unión Europea"

(afp_tickers)

El Partido Laborista británico anunció este domingo su deseo de mantener al Reino Unido en el mercado único europeo durante un periodo de transición post-Brexit, mientras que una fuente gubernamental pidió a la Unión Europea (UE) que no "se demore" en las negociaciones de salida.

Si estuviera en el poder, "el Partido Laborista intentaría un acuerdo de transición que mantenga las mismas condiciones de base de las que nos beneficiamos actualmente en la UE", escribió Keir Starmer, responsable del Brexit en la formación, en una tribuna publicada en The Observer.

"Esto significa que intentaríamos permanecer en la Unión aduanera europea y dentro del mercado único durante este periodo" y que "respetaríamos las reglas" de estas dos entidades, añadió, lo que quiere decir que la libre circulación de bienes y trabajadores continuaría durante este tiempo de transición.

Starmer dio a entender incluso que un Reino Unido laborista podría no salir nunca de la Unión aduanera europea: "Siempre pondremos el empleo y la economía en primer lugar. Esto significa que permanecer en una forma de unión aduanera en la UE es un resultado posible para el Partido Laborista pero debe ser un tema de negociaciones", escribió.

Hasta ahora, los laboristas respondían de manera ambigua y difusa a la pregunta de si negociarían un mantenimiento en el mercado único y la unión aduanera, contentándose con afirmar que querían un Brexit que proteja el empleo.

Con esta posición mucho más europeísta, el Partido Laborista se desmarca ahora claramente de los conservadores, en el poder, que rechazaron la idea de continuar dentro de un mercado único durante el periodo de transición post-Brexit.

- Bruselas no debe 'demorarse' -

Estas declaraciones intervienen en un momento en el que el Partido Conservador está debilitado, desde que perdiera su mayoría en el Parlamento durante las elecciones generales de junio, y se viera obligado a gobernar en coalición con el pequeño partido norirlandés utlraconservador Partido Unionista Democrático (DUP).

En cambio, el Partido Laborista consolidó su puesto de primer partido de la oposición ganando 30 escaños y pidió en varias ocasiones a la primera ministra, Theresa May, que dimita y organizar nuevas elecciones. Desde hace meses, sus opositores y algunos miembros del partido le piden aclarar su posición sobre el Brexit.

También denunció las propuestas "fantasiosas e inalcanzables" adelantadas por el ministro conservador a cargo del Brexit, David Davis.

Una fuente gubernamental, por su parte, pidió a la UE que no "se demore" en las negociaciones, de las que una nueva sesión comienza esta semana en Bruselas.

"Los dos partidos deben ser flexibles y querer encontrar compromisos cuando se trata de solucionar desacuerdos sobre algunos temas", declaró esta fuente.

"Como dijo la propia UE, el tiempo avanza así que ninguna de las dos partes debería demorarse", añadió.

El ministro del Brexit pidió igualmente a la Comisión Europea que sea "más flexible", en un comunicado.

Los británicos desearían abordar desde ahora las líneas de futuros acuerdos comerciales entre la UE y el Reino Unido.

Pero, los 27 afirman que aceptarán discutirlo a cambio de que se cumplan "avances suficientes" en tres puntos prioritarios para la Unión: la situación de los ciudadanos europeos en el Reino Unido, la factura de salida y el futuro de la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte.

"Las conversaciones sobre nuestra salida y la estrecha y especial cooperación que queremos en el futuro con la UE son dos temas intrínsecamente ligados", insistió el ministro británico.

En Bruselas, altos responsables de la UE lamentaron el viernes la falta de "sustancia" en las posiciones del Reino Unido en las negociaciones del Brexit.

Londres afirma, en cambio, haber demostrado un "enfoque pragmático" con la publicación de una serie de documentos sobre sus posiciones durante las últimas semanas, sobre las futuras relaciones comerciales, la frontera irlandesa o los mecanismos de resolución de conflictos tras el Brexit.

Según la fuente gubernamental, las discusiones de la semana que viene serán esencialmente de carácter técnico y deberían ser un "trampolín para negociaciones más sustanciales en septiembre".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP