Los manifestantes prodemocracia de Hong Kong se preparaban este jueves para celebrar Halloween a su manera con nuevas protestas en la calle con la cara cubierta, a pesar de la prohibición expresa de las autoridades de llevar el rostro oculto.

La excolonia británica vive su peor crisis política desde la retrocesión a Pekín, en 1997, con manifestaciones y acciones casi a diario desde junio para denunciar el retroceso de las libertades y las cada vez mayores injerencias de China en la región semiautónoma.

La movilización, que no tiene líderes ni portavoces, se organiza principalmente a través de las redes sociales y en las últimas horas se lanzaron llamamientos para manifestase de nuevo el jueves por la noche con máscaras de Halloween.

Desde hace cinco meses los manifestantes salen a la calle con la cara cubierta para no ser reconocidos y evitar persecuciones judiciales.

Pero en octubre la jefa del ejecutivo local, Carrie Lam, designada por un comité afín al poder de Pekín, anunció la prohibición de llevar máscaras en las manifestaciones.

Sin embargo, la medida desató protestas y no está siendo respetada y alentó incluso a nuevos actos de violencia contra empresas acusadas de colaborar con el gobierno local y Pekín.

Este jueves los manifestantes hacían circular en las redes sociales máscaras para imprimir en Halloween, una fiesta muy popular en la excolonia británica.

Una de ellas representa la cara de Carrie Lam pintada como el personaje del Joker, el enemigo de Batman. Otra mezcla los rostros de Xi Jinping y el osito Winnie, un personaje de dibujos animados prohibido en China porque los internautas lo comparaban con el líder chino.

"No es una fiesta", afirmaban en un foro los organizadores de una manifestación prevista este jueves y que no fue autorizada. "Utilizaremos Halloween para expresar nuestras demandas y nuestra insatisfacción".

Apple Daily, un periódico cercano a los manifestantes, imprimió una máscara recortable que representa a un policía, "más aterrador que un fantasma".

Una fuente policial explicó a la AFP que se reforzará la presencia policial en el barrio de Lan Kwai Fong, muy frecuentado por la noche y donde suele celebrarse la mayor fiesta de Halloween de Hong Kong.

Esta fuente explicó que los policías pedirían a las personas con máscaras o maquillaje que lo retiren si hay sospechas de que son manifestantes.

- "Autoritarismo" -

La estación de metro Central, cercana a Lan Kwai Fong, cerrará sus puertas un poco antes, a las 21H00. Ocean Park, un gran parque de atracciones del sur de Hong Kong, también anuló las celebraciones de Halloween.

Este jueves está previsto que el alto tribunal de Hong Kong examine dos recursos contra la prohibición de llevar máscara. El primer recurso, presentado por estudiantes, niega la constitucionalidad de la medida.

El segundo, presentado por un grupo de diputados de la oposición cercanos a los manifestantes, denuncia la ley de urgencia que Lam invocó en octubre, un texto de 1922 de cuando Hong Kong era una colonia británica.

"Es un duelo entre el Estado de derecho y el autoritarismo", declaró el jueves a la prensa el diputado Dennis Kwok. La ley de urgencia autoriza al ejecutivo a tomar "cualquier medida" sin el visto bueno del parlamento.

Pekín se felicitó al contrario del recurso a esa ley, que los manifestantes consideran un giro autoritario. Lam dijo por su parte que no significa que se haya declarado el estado de urgencia.

La movilización en Hong Kong empezó en junio como rechazo a un proyecto de ley que iba a autorizar las extradiciones hacia China continental.

El texto fue abandonado pero los manifestantes ampliaron desde entonces sus reivindicaciones, pidiendo reformas democráticas y una investigación independiente sobre la actuación policial.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes