Navigation

Los manifestantes de Irak vuelven a ocupar un puente en Bagdad

Dos manifestantes con banderas iraquíes en la plaza Khallani de Bagdad (Irak), el 16 de noviembre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 16 noviembre 2019 - 12:26
(AFP)

Los manifestantes iraquíes que protestan contra el gobierno volvieron a ocupar este sábado un puente de Bagdad después de que las fuerzas de seguridad se retiraran, indicaron periodistas de la AFP en el lugar.

Desde hace más de tres semanas, los manifestantes ocupan la plaza Tahrir en la capital de Irak en señal de rechazo del gobierno y los políticos, a los que acusan de corrupción e incompetencia.

El viernes una persona murió y otras diez resultaron heridas en la explosión de un artefacto en esta plaza, epicentro del movimiento de protesta.

Cuando comenzaron las manifestaciones, los ciudadanos que piden la salida del gobierno se instalaron en cuatro puentes que cruzan el Tigris y unen el este de Bagdad con el oeste, donde están los edificios del gobierno y las embajadas extranjeras.

Hace más de dos semanas, las fuerzas de seguridad retomaron tres sectores cercanos y obligaron a los manifestantes a replegarse en la plaza Tahrir y el puente Al Yumhuriyah.

Pero el sábado varias unidades de las fuerzas de seguridad se retiraron de algunas de estas zonas y los manifestantes se precipitaron a la entrada del puente Al Sinek.

"Las fuerzas de seguridad se retiraron detrás de una barrera de hormigón en Al Sinek", declaró un manifestante de la AFP.

Un mujer mayor, que venía de la ciudad portuaria de Basora, en el sur del país, para participar en las manifestaciones, aplaudió en signo de aprobación.

"Esta noche estaremos en la Zona Verde", afirmó en referencia al sector bajo estrictas medidas de seguridad donde están las oficinas del primer ministro Adel Abdel Mahdi, el parlamento y la embajada de Estados Unidos.

Decenas de personas se desplegaron en un gran párking cerca del puente, desplegando una pancarta de apoyo a los manifestantes, instalados en la cercana plaza Tahrir.

Tras la explosión del viernes por la mañana, pequeños grupos de manifestantes se instalaron alrededor de la plaza para registrar a todos los que entran.

"Hubo una brecha en la seguridad ayer y por eso se produjo esta explosión", declaró Abu Karrar Al Basraui, un hombre de mediana edad de Basora, voluntario para las tareas de registro.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.