AFP internacional

La noticia del electo presidente francés Emmanuel Macron es televisada en el mercado de divisas de Tokio, el 8 de mayo de 2017

(afp_tickers)

El euro reaccionó positivamente este lunes tras la amplia victoria del centrista proeuropeo Emmanuel Macron en Francia, también saludada por la bolsa de Tokio, pero las ganancias fueron moderadas en Asia ante ese resultado previsible.

El desenlace electoral francés "ya había sido tomado en cuenta por los mercados", muy optimistas la semana pasada a la hora de apostar al éxito del candidato del movimiento ¡En Marcha!, favorito de los inversionistas por su programa proeuropeo y sus orientaciones económicas, comentó a la AFP Yukio Ishizuki, de Daiwa Securities.

"No hay que esperar un fuego artificial, la probabilidad de una victoria de Macron era de más del 90%", señaló Manuel Oliveri, analista del banco Crédit Agricole.

Poco después de anunciarse el veredicto de las urnas, el euro subió a 1,1023 dólar, contra 1,09998 el viernes en Nueva York. Alcanzó así su nivel más alto desde noviembre.

Con relación a la moneda japonesa, el euro también subió, alcanzando 124,59 yens, su nivel más alto en un año, contra 124,05 yens a fines del año pasado.

En cuanto a las bolsas, la de Tokio abrió en alza de 1,35% este lunes, mientras que Seúl y Sídney también operaban en verde. "Ahora que ya pasó este acontecimiento clave que fue la elección francesa, la bolsa de Tokio, que estaba rezagada por causas varias, entre ellas la inquietud geopolítica en torno a Corea del Norte, probablemente se va a recuperar", destacó Hiroaki Hiwata, de Toyo Securities.

Emmanuel Macron, de 39 años, se convertirá el próximo domingo en el presidente más joven de la historia de Francia tras derrotar a la ultraderechista Marine Le Pen. El desenlace disipó los temores de desintegración de la Unión Europea.

- La incógnita legislativa -

Durante la campaña Le Pen fustigó sin piedad a la Unión Europea y preconizó transformar al euro, de "moneda única" en "moneda común", reservada a las transacciones internacionales, que coexistiría con una nueva divisa nacional, el franco, para las operaciones cotidianas.

Siguiendo la tendencia asiática, "el apetito por el riesgo" se extenderá a los mercados europeos, según Hiwata. La bolsa de París, que ganó 7% desde la primera vuelta electoral, se encuentra en buena posición para mantener la tendencia alcista.

Aunque en los mercados hubo "un suspiro colectivo de alivio", la reacción positiva probablemente sea de corta duración, matizó Phil Borkin, economista del banco australiano ANZ. "La gran pregunta es: ¿En qué medida Macron obtendrá una mayoría en las legislativas del mes próximo?", agregó.

En esas circunstancias, "toda alza prolongada del euro" parece poco probable. De hecho, por la mañana la divisa europea ya había caído por debajo del umbral de 1,10 dólar y de los 124 yens en Tokio.

El euro podría sin embargo beneficiarse de un cambio de dirección de la política monetaria del Banco central europeo (BCE), según Ray Attrill, responsable del National Australia Bank (NAB).

"Pensamos que el euro puede subir en las próximas semanas o meses, dado que la BCE será más optimista al disiparse los riesgos en la zona euro", dijo.

AFP

 AFP internacional