Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El líder del partido Laborista británico, Jeremy Corbyn (c), sale de su casa en Londres el 6 de mayo de 2016

(afp_tickers)

Los nacionalistas perdieron este viernes la mayoría absoluta en el Parlamento de Escocia, algo que podría perjudicar sus ambiciones secesionistas, en unas elecciones regionales y municipales británicas que ponen a prueba al líder laborista, Jeremy Corbyn.

A la espera de que se conozcan, este viernes por la noche, los resultados a la alcaldía de Londres, que podrían convertir a Sadiq Khan en el primer alcalde musulmán de una gran capital europea, la pérdida de apoyo al Partido Nacional Escocés (SNP) era el hecho más significativo de la jornada electoral del jueves.

El tercer foco de atención son los resultados generales del partido Laborista en la primera gran prueba de su nuevo líder, Jeremy Corbyn, cuyos críticos aguardan una señal para tratar de descabalgar.

Los primeros resultados señalan que los laboristas no han perdido mucho, pero tampoco han rentabilizado el desgaste y las divisiones del Partido Conservador, del primer ministro, David Dameron.

"En toda Inglaterra había predicciones de que perderíamos municipios. No ocurrió, aguantamos", dijo Corbyn a un grupo de militantes laboristas.

Los resultados se prestan a todas las interpretaciones. Un diputado crítico con Corbyn, que no fue identificado, dijo a la BBC que el líder "tiene un año más para demostrar que no servirá en bandeja a los conservadores la victoria en las elecciones generales de 2020, que es lo que parece derivarse de estos resultados".

Cameron trató de hurgar en la división laborista. "Unas elecciones locales para los primeros ministros en el cargo suelen ser días de horror", dijo Cameron a unos militantes conservadores. "Un día en el que esperas que alguien golpee la puerta, como el condenado cuando viene el verdugo. No fue así anoche", se congratuló.

- El SNP gana, pero.... -

El SNP ganó 63 de los 129 escaños en las elecciones del jueves, cuya otra gran sorpresa fue que los laboristas cayeron a la tercera posición, con 24 escaños, por detrás de los conservadores (31), en esta región del norte de fuerte tradición obrera y contestataria, en la que fueron hegemónicos hasta hace poco.

Pero respecto a las elecciones de 2011, los nacionalistas perdieron seis escaños, los conservadores ganaron 16 y los laboristas, que no dejan de perder influencia desde que apoyaron al unionismo en el referéndum de independencia de 2014, cedieron 13.

La gran ganadora de los comicios escoceses fue la atípica líder conservadora Ruth Davidson, que combina elocuencia con simpatía, que nunca ha ocultado su homosexualidad y que, en resumen, trasciende las posiciones de su partido.

Poco antes de conocerse los resultados finales, cuando la victoria nacionalista era segura, la líder del SNP, Nicola Sturgeon, se congratuló por la victoria "histórica" de su partido. "Ya está claro que el SNP ha logrado un tercer mandato consecutivo" en el Parlamento, dijo Sturgeon, aunque todavía no había terminado el recuento de votos. "Es histórico para el SNP", añadió.

El objetivo del SNP en estas elecciones era fortalecer su hegemonía local y lograr un mandato para reclamar un nuevo referéndum de independencia, algo que podrían hacer después del 23 de junio, día del referéndum sobre la Unión Europea, si Escocia vota a favor de quedarse pero la salida triunfa en el conjunto del país. "Creemos que el Parlamento de Escocia debe tener el derecho de organizar otro referéndum (...) si hay un cambio significativo respecto al contexto que prevalecía en 2014, como que Escocia sea retirada de la la UE en contra de su voluntad", decía el programa del SNP para estas elecciones regionales.

También se celebraron elecciones regionales en Gales e Irlanda del Norte, pero en la mañana de este viernes, no había resultados finales. Se sabe ya que los laboristas ganarán en Gales y que el UKIP, el partido antieuropeo de Nigel Farage, había logrado seis escaños en la asamblea, su primera incursión en un Parlamento regional.

- Pendientes de Sadiq -

Los resultados a la alcaldía de Londres, un cargo simbólico pero con mucha visibilidad, se conocerán este viernes por la noche, pero todo apunta a que el laborista Sadiq Khan se hará con el puesto.

Khan, que llegó a las elecciones del jueves con 12 puntos de ventaja en los sondeos respecto al conservador Zac Goldsmith, lideraba el recuento parcial en el complejo sistema de voto y conteo londinense, en que los votantes eligen dos candidatos según orden de preferencia.

Los conservadores, sobre todo el primer ministro, David Cameron, trataron de identificar a Khan con los extremistas musulmanes, una estrategia que parece haberse vuelto en su contra.

Una figura conservadora londinense, Andrew Boff, líder del grupo conservador en la asamblea municipal, lamentó el jueves que los 'tories' hayan "dinamitado" los puentes tendidos con la comunidad musulmana, según unas declaraciones publicadas en la BBC.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP