Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El interior de la Bolsa de Londres, en una imagen del 4 de marzo de 2016

(afp_tickers)

El operador alemán Deutsche Borse y la plataforma británica London Stock Exchange (LSE) llegaron a un acuerdo de fusión para crear el mayor operador bursátil del mundo en volumen de negocios, aunque reguladores y competidores pueden impedir la operación.

Las negociaciones eran oficiales desde finales de febrero, y la tercera tentativa de 'matrimonio' -tras dos proyectos abortados en 2000 y luego en 2005- parece la buena. Y ello, sea cual sea el futuro de Reino Unido en la Unión Europea, indicaron este miércoles ambos grupos. La estructura prevista conducirá a "una empresa fructífera, sea cual fuere el resultado del voto (el próximo 23 de junio, ndlr) sobre el Brexit", insistió el presidente de Deutsche Borse, Carsten Kengeter, en una conferencia telefónica.

LSE gestiona las Bolsas de Londres y Milán, así como la sociedad de inversión de índices estadounidense Russell Investments. Por su parte, Deutsche Borse es propietaria de la Bolsa de Fráncfort, de la cámara de compensación de Luxemburgo Clearstream y de la plataforma de productos derivados Eurex.

"Tras la aprobación del consejo de vigilancia de Deutsche Borse, el directorio de Deutsche Borse ha concluido un acuerdo sobre la fusión con LSE, en forma de holding" domiciliado en Reino Unido, anunció el grupo en un comunicado.

La fusión "entre iguales", según el comunicado, permitirá crear "un grupo líder de infraestructuras de mercado mundiales con base en Europa".

Los accionistas de LSE tendrán el 45,6% de la nueva estructura y los de Deutsche Borse, el 54,4%.

La fusión permitirá ahorrar 450 millones de euros gracias a las sinergias.

Deutsche Borse, con sede en Eschborn (oeste de Alemania), había fracasado en un intento de fusionarse con NYSE Euronext, que gestiona la Bolsa de Nueva York, así como las de París, Ámsterdam, Bruselas y Lisboa.

- Una buena operación -

"Creemos realmente que se trata de una buena transacción, en el momento adecuado para cada uno de nuestros dos grupos", se congratuló Kengeter.

Por su lado, el presidente de LSE, Xavier Rolet, dijo que apoyaba la operación "al 100%" y subrayó que esta "fusión entre iguales" creará "el mayor operador bursátil del mundo" en términos de volumen de negocios.

La fusión LSE-Deutsche Borse supone una novedad en la finanza mundial y catapulta la alianza germano-británica al nivel de los operadores estadounidenses CME e Intercontinental Exchange (ICE), así como de la Bolsa de Hong Kong.

Rolet admitió, no obstante, que no habría prima para los accionistas. Este detalle tiene su importancia, ya que la fusión está amenazada por las ambiciones de otro pretendiente: el Intercontinental Exchange (ICE), que estudia oficialmente una contraoferta. ICE no ha tomado aún una decisión, pero podría convertirse en una especie de aguafiestas del matrimonio LSE-Deutsche Borse.

Por otro lado, Bruselas debe dar luz verde a la transacción. Los problemas de "reglamentación constituyen el gran punto de interrogación" en la operación, destacaba recientemente Benjamin Goy, de Deutsche Bank.

Deutsche Borse y LSE tienen ambos un posición muy fuerte en ciertos productos derivados, lo que podría plantear problemas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP