AFP internacional

(afp_tickers)

Los precios agrícolas bajaron el martes tras un largo fin de semana en Estados Unidos durante el cual mermó la preocupación sobre las incertidumbres climáticas que pesan sobre los cultivos.

"Se avanzó en el campo y se concluyó la siembra de soja lo que permitirá terminar a tiempo y presionar (a la baja) de los precios", dijo Dax Wedemeyer de la firma US Commodities.

El eventual retraso en la siembra de soja, pero también el temprano avance de la de maíz, tuvo en ascuas al mercado en las últimas semanas. Asimismo la previsión de clima seco parece favorable a los cultivos y ya hace vislumbrar cosechas más abundantes.

Para el trigo de invierno las condiciones climáticas fueron también favorables a los cultivos.

"La cosecha está en curso en Texas (sur) y se va desplazando hacia el norte en dirección a Oklahoma", señaló Jack Scoville de Price Futures. Eso está ejerciendo presión sobre los precios pues los agricultores tienden a vender cuando sus silos se empiezan a llenar.

Esta semana es más breve en los mercados porque el lunes fue feriado en Estados Unidos.

El bushel de maíz (unos 25 kilos) para entrega en julio cerró a 3,6700 dólares contra 3,7425 de la sesión anterior.

El bushel de trigo para julio bajó a 4,2950 dólares desde 4,3825 del viernes.

El bushel de soja para julio terminó en 9,1275 contra 9,2650 de la anterior sesión.

AFP

 AFP internacional