Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mazorca de maíz en el Salón de la Agricultura de París, el 24 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Los precios agrícolas se replegaron en la semana cerrada este viernes en la bolsa de Chicago tras evolucionar al compás de previsiones climáticas que en los últimos días se tornaron favorables a los cultivos.

El precio de maíz se había disparado en las últimas tres semanas porque los inversores esperaban un muy mal escenario para los rendimientos debido al clima seco y caliente en el Medio Oeste de Estados Unidos, dijo Dewey Strickler de Ag Watch Market Advisors. "Todo eso se interrumpió brutalmente esta semana", añadió.

La causa de ese repliegue son nuevas previsiones climáticas de mediano plazo que dan cuenta de una normalización de las temperaturas y la llegada de aguaceros.

La soja en tanto replicó las oscilaciones del maíz. "Los inversores notoriamente esperaban un desastre" en la producción de Estados Unidos y el precio de la oleaginosa aumentó 15% en dos semanas, señaló Strickler. Los nuevos informes de clima cambiaron la visión de los inversores y los precios de la soja bajaron.

Asimismo el deterioro de la calidad del trigo de primavera, que solo es considerado en un 35% entre bueno y excelente, arrastró a la baja al precio del trigo de invierno, apuntó Strickler.

El bushel de maíz (unos 25 kilos) para entrega en diciembre terminó el viernes a 3,8950 dólares contra 4,0475 de hace una semana (-3,77%).

El bushel de trigo para setiembre bajó a 5,1075 dólares desde 5,3500 el pasado viernes (-4,53%).

El bushel de soja para noviembre cerró a 10,0150 dólares contra 10,1550 del viernes pasado (-1,38%).

AFP