Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

(afp_tickers)

Los precios del maíz, el trigo y, en menor medida, la soja remontaron el jueves en Chicago, donde los inversores se permitían cierto optimismo, animados especialmente por las buenas exportaciones estadounidenses.

"Estamos viendo sobre todo un rebote técnico, en tanto entramos en un período de negocios típicos de las fiestas", estimó Jason Roose, de US Commodities. "Hay muchas cosas pequeñas que crean inestabilidad en estos mercados".

Los inversores están alentados a hacer ajustes al alza en la víspera de un informe mensual sin grandes sorpresas del departamento estadounidense de Agricultura (USDA) sobre la oferta y la demanda.

Adicionalmente, los inversores tuvieron información el jueves de un incremento de las exportaciones semanales de Estados Unidos de maíz y de soja, aunque las de trigo bajaron casi a la mitad.

"La demanda de soja sigue mejor de lo previsto para esta época del año", dijo Roose.

El experto estimó, por otra parte, que los mercados estaban optimistas por la poca voluntad de los grandes productores estadounidenses de vender sus stocks a precios considerados demasiado bajos, por el debilitamiento que ha sufrido durante una semana el dólar, a pesar de un repunte el jueves.

Por último, los inversores se mantienen expectantes ante Argentina, cuyo nuevo presidente, Mauricio Macri, investido el jueves, ha dejado entrever un cambio de rumbo hacia una economía liberal.

"Los mercados agrícolas mundiales esperan que respete su compromiso de reducir los derechos de aduana a las exportaciones de productos agrícolas", lo que puede aumentar las cantidades de soja y maíz a nivel internacional, dijeron expertos de la casa de corretaje Allendale.

Sin embargo, "pese a la amenaza cada vez más importante que constituyen las exportaciones de maíz argentinas, los precios de los cereales registraron un buen desempeño", agregaron.

El bushel de maíz (unos 25 kg) para entrega en marzo, el contrato más activo, terminó a 3,7925 dólares contra 3,7375 dólares anteriormente.

El bushel de trigo para marzo, también el más negociado, valía 4,9550 dólares contra 4,8975 dólares previamente.

El bushel de soja para enero, el más activo, costaba 8,7825 dólares contra los 8,7675 dólares previos.

AFP