Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Mercado de embutidos en Buenos Aires, el 27 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Los precios de los alimentos siguieron bajando en enero para situarse en sus mínimos en siete años, indicó el jueves la FAO, que señala además que los efectos del fenómeno meteorológico El Niño sobre la producción agrícola generan "preocupación".

La caída de precios de enero fue de 1,9% respecto al mes anterior y de 16% respecto al mismo mes de 2015, "registrando su nivel más bajo desde abril de 2009", precisó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

"Los descensos se registraron en casi todos los productos básicos" y "en particular el azúcar", escribió la entidad con sede en Roma.

Entre los principales factores de la baja, la FAO menciona la abundancia de suministros agrícolas, "la desaceleración económica mundial y el fortalecimiento del dólar estadounidense".

El índice de precios del azúcar cayó un 4,1% respecto a diciembre, "su primer descenso en cuatro meses", debido a que las condiciones de los cultivos mejoraron en Brasil, el principal productor y exportador de azúcar del mundo.

El índice de precios de los productos lácteos cayó un 3%, lastrado por la abundancia de suministros tanto en la UE como en Nueva Zelanda y por una escasa demanda mundial de importaciones.

El índice de precios de los cereales se redujo un 1,7%, en un contexto de amplios suministros y del aumento de la competencia por los mercados de exportación, especialmente de trigo y maíz, así como por la fortaleza del dólar.

El índice de precios de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales y hace el seguimiento en los mercados internacionales de cinco grupos de alimentos básicos: cereales, aceites vegetales, productos lácteos, carne y azúcar.

La FAO analiza, en otra nota publicada este jueves, los efectos contrastados de El Niño, un fenómeno natural resultante de la interacción entre el océano y la atmósfera en las zonas oriental y central del Pacífico ecuatorial.

"Los patrones climáticos asociados con El Niño están enviando señales mixtas sobre las perspectivas iniciales para las cosechas de cereales en 2016, en especial en el hemisferio sur", indica.

Entre los perjudicados, cita el caso de África austral.

"Las perspectivas para la cosecha de 2016 se han visto 'muy debilitadas' en África austral, y ahora parece probable un 25% de recorte en la producción de trigo en Sudáfrica", indica el informe, citado en un comunicado de prensa de la organización.

"También se prevé un recorte de la superficie sembrada de trigo en India, tras un monzón insuficiente y lluvias inferiores a la media desde octubre".

El Niño actual, uno de los más virulentos desde 1950, podría en cambio resultar benéfico para las cosechas en Rusia y la Unión Europea.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP