Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una gasolinera de Woodbridge (Virginia, EEUU), en una imagen del 5 de enero de 2016

(afp_tickers)

Los precios del petróleo cayeron de nuevo en Asia, en un mercado preocupado por el exceso de oferta y marcado por las especulaciones de los inversores sobre eventuales medidas para limitar la abundancia de crudo.

Hacia las 03H00 GMT, el barril de 'light sweet crude' (WTI), para entrega en marzo, perdía 59 centavos, a 30,86 dólares, mientras que el barril de Brent del mar del Norte, para la misma entrega, cotizaba a 31,37 dólares, tras haber retrocedido 43 centavos.

Ambas cotizaciones habían cerrado la víspera con un aumento neto, impulsadas por la esperanza de los mercados en las negociaciones entre Rusia y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para reducir la oferta.

Tras alcanzar su nivel más bajo desde 2003, el mercado del crudo evoluciona de manera errática desde finales de la semana pasada, con un aumento de casi un 10% el viernes, un fuerte retroceso el lunes y una recuperación neta el martes.

Según Daniel Ang, analista de Phillip Futures en Singapur, será difícil "ajustar la producción para apoyar los precios en este momento".

Por el momento, los discursos oficiales en el seno de la OPEP siguen siendo prudentes. Irak y Kuwait, dos miembros importantes, se limitaron a reiterar el martes que el cártel no reduciría su producción sin la cooperación de productores exteriores. La OPEP rechazó durante su reunión de noviembre de 2014 reducir su producción para preservar su cuota de mercado.

Los mercados esperan igualmente las cifras semanales del departamento de Energía de Estados Unidos (DoE) sobre sus reservas de crudo, que perfilarán una idea sobre la demanda en la primera economía mundial. Asimismo, también tendrán la mirada puesta en la reunión de la Reserva Federal estadounidense (FED), ya que cualquier nuevo aumento de los tipos de interés estadounidense podría tener como efecto, entre otros, una progresión del dólar.

Como el petróleo se calcula en dólares, cualquier encarecimiento del billete verde lo vuelve menos atractivo para los inversores dotados de otras divisas.

Desde mediados de 2014, las cotizaciones han caído alrededor de un 75% a causa de una coyuntura adversa: exceso de oferta, débil demanda y desaceleración de la economía mundial, especialmente la de China, primera consumidora de energía del planeta.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP