Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Combatientes sirios kurdos marchan durante el funeral de varios camaradas muertos en los combates contra el grupo Estado Islámico cerca de Minbej, el sábado 4 de junio en la ciudad de Kobane, al norte de Siria, en la frontera con Turquía

(afp_tickers)

Las tropas de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Estados Unidos, se acercaron este domingo a la ciudad siria de Minbej, feudo del grupo Estado Islámico (EI) que podría perder su principal ruta de abastecimiento desde Turquía.

Los combatientes de las FDS, una coalición de grupos kurdos y árabes, siguen avanzando y "se encuentran ahora a 5 km de la ciudad estratégica de Minbej", que intentan recuperar en esta ofensiva iniciada el 31 de mayo, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Minbej, ciudad de la provincia de Alepo, está situada en un eje crucial que el EI utiliza para el abastecimiento de combatientes, armas y financiación desde Turquía -a unos 30 km al norte- hacia la ciudad de Raqa, capital de facto de los yihadistas en Siria.

Desde el sábado, esta ruta está técnicamente bloqueada por los tiros de las FDS, según el OSDH, que anunció la muerte de uno de los comandantes más importantes de estas fuerzas, conocido como Abu Layla.

Esta operación contra el EI es una de las ofensivas que llevan a cabo actualmente, en varias regiones de Siria y de Irak, las fuerzas apoyadas tanto por Estados Unidos como por Rusia.

Privar al EI de todo acceso a la frontera con Turquía representaría una victoria clave, según los responsables estadounidenses, pues esto permitiría aislar aún más los territorios controlados por el grupo en Siria.

Con este objetivo, los aviones de la coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos volvieron a realizar nueve ataques sobre las posiciones del EI en la región de Minbej, anunció este domingo el centro de mando Centcom.

- Soldados estadounidenses en el terreno -

A 27 km al este de Minbej, en la aldea de Halula, un corresponsal de la AFP informó haber visto soldados estadounidenses subidos en todoterrenos.

Hace diez días, la AFP publicó fotos de miembros de las fuerzas especiales estadounidenses en la provincia de Raqa, donde las FDS llevan a cabo otra ofensiva contra los yihadistas.

Según Washington, estas fuerzas asesoran a las FDS sobre el terreno pero no participan directamente en los combates.

En Halula, en el centro de una árida región, permanecían decenas de desplazados de los alrededores, entre ellos numerosos niños.

"No podíamos contradecir sus órdenes sino mataban a nuestros hijos y nos quitaban nuestras casas", contó Jawaher, rodeada de sus nueve hijos, proveniente de una aldea liberada del control de los yihadistas.

Según la ONU, al menos 20.000 civiles han sido desplazados por los combates en Minbej que, según el OSDH, dejaron 74 muertos (30 yihadistas, 12 combatientes de las FDS y 32 civiles).

En uno de los pueblos tomados por los yihadistas, las FDS liberaron a seis mujeres y 16 niños yazidíes que fueron secuestrados por el EI en Irak en 2014. Desde entonces, varias mujeres yazidíes fueron vendidas como esposas a los yihadistas o convertidas en "esclavas sexuales".

- 'Aquí solo hay civiles' -

Al mismo tiempo, el EI se enfrenta a dos operaciones militares en su feudo de la provincia de Raqa, al norte de Siria.

Por un lado el ejército sirio, apoyado por la aviación rusa, entró el sábado por primera vez desde hace dos años. Por otro, las FDS avanzan desde el norte, con el apoyo estadounidense.

En el frente de Alepo, ciudad dividida desde 2012 entre el régimen y los rebeldes, al menos 40 civiles murieron y 200 resultaron heridos este domingo, según el OSDH.

Los bombardeos del régimen sirio mataron a 32 personas en barrios rebeldes, precisó esta ONG con sede en Londres. En concreto, devastaron las calles del barrio de Qaterji, donde los habitantes intentaban abrir un camino a través de los escombros y el polvo, constató un periodista de la AFP.

"Aquí sólo hay civiles, no hay rebeldes", gritaba un hombre enfurecido.

Otros ocho civiles murieron por los cohetes disparados por los rebeldes contra barrios gubernamentales.

El jueves pasado, tras un mes de calma, fuerzas gubernamentales y rebeldes retomaron los bombardeos, causando decenas de víctimas de ambos lados.

El sábado, la artillería rebelde causó 24 muertos en los barrios de Alepo controlados por el gobierno.

Desde abril, más de 300 civiles han muerto en Alepo en los combates entre los rebeldes y las fuerzas del régimen.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP