Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias personas entregan comida a refugiados rohinyás desde un camión humanitario el 14 de septiembre de 2017 en Ukhia, en el sureste de Bangladés

(afp_tickers)

Los rebeldes musulmanes rohinyás, cuyos ataques contra la policía a fines de agosto en Birmania desataron una feroz campaña de represión del ejército, rechazaron este jueves cualquier ayuda procedente de organizaciones acusadas de terrorismo.

"No tenemos ningún vínculo con Al Qaida, el Estado Islámico o cualquier otro grupo terrorista internacional. Y no queremos que estos grupos se impliquen en el conflicto en Arakan (antiguo nombre del estado de Rakáin)", declaró este jueves el Ejército de Salvación Rohinyá de Arakan (ARSA) en un comunicado difundido en Twitter.

Según SITE, un grupo especializado en la vigilancia de los sitios internet yihadistas, Al Qaida urgió esta semana a los musulmanes a "apoyar a los rohinyás financiera y militarmente".

Una ayuda claramente rechazada por la rebelión rohinyá, que "pide a los Estados de la región que intercepten e impidan la entrada al estado de Rakáin a terroristas que solo podrían empeorar la situación".

El domingo, el ARSA, más conocido con el nombre de Harakah al Yaqin ("Movimiento de la fe" en árabe), anunció una tregua de un mes en sus ofensivas militares para permitir la distribución de ayuda humanitaria.

Unos 389.000 rohinyás se han refugiado en Bangladés desde finales de agosto, según las últimas cifras de la ONU. Otros miles estarían en camino. Todos huyen de la campaña de represión del ejército lanzada tras los ataques del ARSA contra puestos de policía a finales de agosto.

El número de desplazados aumentó en 10.000 en las últimas 24 horas, lo que significa que el problema se está agravando seriamente.

"Si no se halla una solución política existe la posibilidad de que la comunidad rohinyá se desplace a Bangladés", explicó a la AFP Mohammed Abdiker Mohamud, un director de la Organización Internacional para las Migraciones (IOM).

El miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU reclamó a Birmania medidas "inmediatas" para poner fin a una "violencia excesiva" en el oeste del país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP