Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Donald Trump, aspirante republicano a candidato presidencial, en un acto para recaudar fondos para los militares veteranos de EEUU, el 28 de enero de 2016 en la Universidad Drake, en Des Moines (Iowa)

(afp_tickers)

Los aspirantes republicanos a la Casa Blanca buscaron los reflectores el jueves en ausencia del millonario Donald Trump, quien boicoteó el último debate antes de la primera votación de las nominaciones presidenciales el lunes en Iowa y provocó a sus rivales con un evento paralelo.

El polémico magnate inmobiliario escribió una nueva página de su heterodoxo libreto electoral al anular su participación en el duelo de candidatos en Des Moines, capital de Iowa (centro), a cuatro días de los 'caucus' (asambleas) del 1 de febrero. Molesto por la supuesta parcialidad de Fox News, la cadena anfitriona, y de su presentadora estrella Megyn Kelly, Trump boicoteó el debate y en cambio organizó un evento en simultáneo, a pocos kilómetros de distancia.

Aunque ausente, la sombra del millonario planeó sobre la sala de conferencias donde los otros siete principales candidatos debatían, casi nueve meses antes de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

"Soy un maníaco y todos en este escenario son estúpidos, gordos y feos, y Ben (Carson), eres un terrible cirujano", dijo, imitando el característico estilo incendiario de Trump, el senador ultraconservador Ted Cruz, segundo en los sondeos republicanos, entre las risas de los presentes. "Ahora que hemos hecho a un lado la porción de Donald Trump (...) mostrémosle a las personas de este país porqué cada uno de nosotros cree que puede ser el mejor comandante en jefe", afirmó.

Trump ha sido el rey de los insultos y ataques personales contra sus rivales. Según él, Cruz es un "tipo asqueroso" y el exgobernador de Florida, Jeb Bush, "tonto como una roca". Pocas horas antes, se había burlado de Fox News y de sus rivales, afirmando que sin él, el debate sería un "desastre total" de baja sintonía.

Sin el magnate en escena, los candidatos dieron rienda suelta a la ironía. "Él era un pequeño oso de peluche para mí. Siempre hemos tenido una relación amorosa en estos debates, en el ínterin y en los tuits", dijo Bush. "Ojalá estuviese aquí", agregó con sarcasmo.

- "Premios de la Academia" -

Pocos minutos después, Trump salió a escena en su propio evento, frente a 700 personas en el campus de la universidad Drake. El mitin organizado en dos días y cuyos beneficios se destinarán a organizaciones que trabajan por los veteranos de guerra fue transmitido por CNN.

"Cuando te maltratan, tienes que sacar la cara por tus derechos", afirmó el millonario, que lidera los sondeos republicanos desde julio, pavoneándose de que había tantas cámaras de televisión que su evento parecía los "premios de la Academia". "Pero amo a Iowa, aquí estoy", agregó.

Poco antes del debate, el magnate dijo a CNN que Fox News le había presentado excusas y que consideró aparecer en el último minuto en el debate. Pero señaló que el evento de los veteranos "tomó vida propia" y se vio obligado a presentarse en cambio ahí.

Trump lidera los sondeos a nivel nacional. Según un sondeo de CNN/ORC, el millonario tiene el 41% de intenciones de voto, contra el 19% de Cruz. Pero Cruz le sigue los pasos en Iowa, cinco puntos por detrás, según un promedio de encuestas de RealClearPolitics. Con el apoyo de líderes evangélicos y 12.000 voluntarios y empleados regados por el todo el estado, el senador afirma que puede ganar.

- "Lo que sea para ganar votos" -

El debate republicano transcurrió en calma, pero no sin enfrentamientos entre Cruz y el senador Marco Rubio, que marcha en un lejano tercer lugar en las encuestas. Los legisladores, ambos de origen cubano, se enfrascaron en una disputa sobre la inmigración y el destino de los 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, la mayoría de ellos provenientes de América Latina.

Cruz acusó a Rubio de haber apoyado un proyecto de regularizaciones masivas en el Senado en 2013. "Cuando se libró la batalla, mi amigo el senador Rubio escogió el lado de Barack Obama", dijo Cruz.

"La verdad es, Ted, que durante esta campaña has dicho o hecho lo que sea para ganar votos", replicó Rubio, recordándole a su rival que trabajó en el plan de inmigración del presidente George W. Bush.

Durante dos horas, los candidatos discutieron sobre seguridad nacional, islam radical o las estrategias para combatir al grupo Estado Islámico, cada uno de ellos presentándose como la mejor opción para comandar a las fuerzas armadas estadounidenses.

Pero también enfocaron en grupo sus cañones contra la favorita de los demócratas, Hillary Clinton. "Déjenme decirles quien no está cualificada para ser presidenta de Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton", apuntó el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP