Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El candidato republicano a presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, Paul Ryan, comparece ante la prensa flanqueado por otros líderes del partido el 28 de octubre de 2015 en el Capitolio, en Washington

(afp_tickers)

Paul Ryan fue elegido el miércoles por los republicanos como su candidato para presidir la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Ryan, de 45 años, fue designado por el partido para suceder al titular de la Cámara baja, John Boehner, quien el mes pasado anunció que dejaría el cargo el 30 de octubre.

Se espera que su nombramiento ponga fin a la lucha intestina entre los republicanos, que cuentan con mayoría en el Congreso.

De ser ratificado en la votación del pleno de la Cámara, que tendrá lugar este jueves, Ryan sucederá a Boehner hasta el final del mandato del presidente Barack Obama, en enero de 2017.

El nombramiento de Ryan pone fin a más de un mes de confusión en el seno del partido mayoritario del Congreso.

Ryan fue designado con 200 votos contra 43, que fueron para Daniel Webster, candidato que contaba con el respaldado de los ultraconservadores, informó el representante Bill Flores, que participó en la reunión a puerta cerrada. Necesita 218 votos para ser elegido.

Boehner, que presidía la Cámara baja desde su reconquista, en 2010, anunció a finales de septiembre que tiraba la toalla tras años de batalla intestina contra el ala ultraconservadora.

Su retirada, percibida como una victoria por el grupo ultraconservador Tea Party, no ha acabado con los problemas en el partido. Su heredero Kevin McCarthy, numero dos de la Cámara, se retiró de la carrera ante las hostilidades de los representantes del Tea Party, y finalmente Paul Ryan, respetado por ambas facciones, se ofreció como voluntario la semana pasada.

Ryan declaró el miércoles que pretendía "pasar página de los últimos años y ponerse a trabajar para proponer una agenda audaz a los estadounidenses".

Aspirante republicano a la vicepresidencia en 2012 y presidente del poderoso comité de Medios y Arbitrios de la Cámara baja el año pasado, la candidatura de Ryan como presidente surge después de un importante acuerdo político sobre el presupuesto para los dos próximos años, negociado en secreto, principalmente entre Boehner y la Casa Blanca, que aleja la eventualidad de un cierre del gobierno federal en diciembre por falta de recursos.

AFP