Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El rey Felipe VI y la reina Letizia, en el 40º aniversario de las primeras elecciones democráticas tras la dictadura franquista, el 28 de junio de 2017 en el Congreso de los Diputados en Madrid

(afp_tickers)

Los reyes de España inician el miércoles una visita de Estado al Reino Unido en un momento de las relaciones bilaterales marcado por Gibraltar y el Brexit.

"Es una visita muy importante para nosotros, para sus majestades también. Una visita que celebrará los vínculos entre nuestros países, entre nuestros pueblos, entre nuestras empresas, con aspectos ceremoniales importantes", dijo el embajador británico en España, Simon Manley, en una entrevista con Radio Nacional de España.

La visita tuvo que suspenderse en dos ocasiones, una por las negociaciones para formar gobierno en España el año pasado y otra por la elecciones anticipadas en el Reino Unido.

Se tratará de una reunión de familia, porque ambas casas reales están emparentadas. Felipe VI de España es chozno -hijo de tataranietos- de la reina Victoria de Inglaterra, e Isabel II es tataranieta, lo que hace que ambos monarcas sean primos distantes.

Felipe VI y la reina Letizia llegarán el martes a Londres y se trasladarán a un hotel hasta el miércoles por la mañana, cuando se encontrarán con la reina Isabel II en Horse Guards.

En esa explanada, y mientras en Green Park y la Torre de Londres se disparan 41 y 62 salvas de cañón, el rey recibirá honores mlitares antes de viajar en carroza con la reina por el Mall, la larga y ancha avenida que conduce hasta el palacio de Buckingham, y que estará engalanada con banderas españolas y británicas.

Según la prensa británica, el príncipe Enrique, nieto de la reina, generalmente alejado de las visitas de Estado -la más alta, protocolariamente hablando-, jugará un papel importante.

Acompañará a los reyes de España en su visita a la abadía de Westminster y estará cerca de su abuela en el banquete.

- Grandes empresas españolas en la delegación -

Los reyes de España se alojarán en Buckingham hasta el viernes, donde el miércoles por la noche está previsto un banquete en su honor, pero antes Felipe VI se dirigirá al Parlamento británico, donde podría mencionar el diferendo por Gibraltar, como hizo su padre en 1986.

Entonces, Juan Carlos I dijo que la soberanía de ese enclave británico en el sur de España es "lo único que nos separa".

Además, Felipe VI tendrá oportunidad de nuevo de mencionar el tema en su almuerzo del jueves con la primera ministra Theresa May.

Si la visita de 1986 se produjo cuando España acababa de entrar en la Unión Europea, la de Felipe VI llega en plena salida británica del bloque.

La Unión Europea ha dado a España capacidad de veto en las negociaciones del Brexit para todo lo que afecte a Gibraltar.

Otro capítulo de la salida británica que afectará a las negociaciones de divorcio es la suerte de los europeos en el Reino Unido y de los británicos en la UE. Hay casi 300.000 británicos en España, en su mayoría jubilados, y 116.000 españoles en el Reino Unido, trabajadores, principalmente.

"Es lo más importante, debemos darle prioridad a nuestros ciudadanos, sean británicos aquí, sean españoles allá", explicó el embajador Manley.

"Estamos orgullosos de la contribución de los españoles, sean enfermeros, sean ingenieros, y queremos que se queden", añadió.

La primera visita de Estado de un monarca español fue en 1554, cuando Felipe II vino para casarse con María Tudor, hija de Enrique VIII. La segunda de produjo en 1905, en la que Alfonso XIII conoció a la que sería su esposa, Victoria Eugenia.

En los últimos años, las relaciones hispano-británicas se han intensificado particularmente en el aspecto económico: el Reino Unido atrae actualmente 86.000 millones de euros de inversión española.

En consecuencia, la delegación española incluirá a representantes de grandes empresas con importantes intereses en el Reino Unido, como Ferrovial -primer accionista del aeropuerto de Heathrow-, los bancos Santander, Sabadell -propietario del banco TSB- y Telefónica -del operador de telefonía O2.

La visita concluirá el viernes con el desplazamiento de los reyes a la Universidad de Oxford, en cuya biblioteca se conserva una primera edición de El Quijote o el manuscrito del Códice Mendoza, encargado por el virrey de México Antonio Mendoza en los años que siguieron a la conquista de 1521.

AFP