Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un puesto con coronas de flores y bolsas en el Marche Total, el mercado más grande de Brazzaville, en una imagen del 19 de marzo de 2016

(afp_tickers)

La brutal caída de la cotización de las materias primas y el recurso creciente a la emisión de obligaciones han hecho resurgir en África el espectro de una deuda que parecía alejarse tras las medidas de alivio del déficit de los años 2000, según los especialistas.

"Se trata claramente de un motivo de preocupación. La gente no lo ha visto venir", explica a la AFP Julien Marcilly, economista jefe de la aseguradora Coface.

"Tenemos que arreglárnoslas para no volver a caer en la trampa de la deuda", afirmó la semana pasada en Abiyán el presidente del Banco Africano de Desarrollo, Akinwumi Adesina, ante un auditorio repleto de líderes africanos.

Este deterioro es aún más inesperado si se tiene en cuenta que 30 países africanos vieron aliviada su deuda de forma masiva entre el año 2000 y 2014 en el marco de la iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados (PPTE, por sus siglas en inglés), reduciendo su deuda exterior, de media, del 119% del PIB al 33%, recuerda un estudio publicado por el Tesoro francés.

Liberados de buena parte de su deuda, los Estados empezaron a tener a su disposición un margen de maniobra presupuestaria más amplia, lo que permitió acelerar un crecimiento ya de por sí estimulado por la subida de la cotización de las materias primas.

Los países africanos se han beneficiado "de condiciones de financiación inusualmente favorables", recordó recientemente la agencia Standard and Poor's.

En poco tiempo, sin embargo, han comenzado a volverse a endeudar, esta vez en los mercados. Y los prestamistas ya no son países que vayan a borrar de un plumazo los créditos prestados, sino que se trata de acreedores privados reticentes a dejar pasar las deudas contraídas.

Algunos países han vuelto a las viejas costumbres, "volviendo a endeudarse a ritmo sostenido", subraya el Tesoro francés, recordando que 13 de 30 países del PPTE "han visto cómo su deuda crecía 10 puntos del PIB en los últimos cinco años".

Con un aumento de 25 puntos porcentuales, el Congo Brazzaville figura en cabeza, seguido de Níger (+23) y Malawi (+19).

- Nubarrones sobre las economías emergentes -

Los nubarrones se acumulan sobre las economías emergentes: tras la caída de los precios de las materias primas, ahora se enfrentan a la ralentización de sus economías y a la caída de sus monedas.

"La depreciación de las monedas locales ha inflado la deuda en divisa extranjera en numerosos países", subraya S&P.

Pese a ello, los países africanos siguen menos endeudados que numerosos países ricos. "La deuda pública total de África alcanzaba el 38% del PIB continental en 2014 frente a casi el 111% de los países de la OCDE", recuerda el secretario ejecutivo de la comisión económica de la ONU sobre África, Carlos Lopes. Pero "lo malo ha sido que no se ha tenido en cuenta la volatilidad de los tipos de cambio".

"El endeudamiento se va a agravar en los países con un bajo nivel de disciplina presupuestaria y en aquellos que se endeudan excesivamente", advierte Lopes.

A finales de 2015, siete países se encontraban en riesgo de "sobreendeudamiento elevado": Burundi, Camerún, Ghana, Mauritania, República Centroafricana, Santo Tomé y Príncipe y Chad, según el Tesoro francés, pese a lo cual cree que en el caso de la mayoría de países africanos que se beneficiaron del TTPP, "no hay que temer un sobreendeudamiento a corto plazo".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP