Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una pareja surca una zona inundada en Bulathsinhala, en el distrito de Kalutara, en Sri Lanka, el 27 de mayo de 2017

(afp_tickers)

Las fuertes lluvias generadas por el monzón en Sri Lanka causaron el viernes inundaciones y corrimientos de tierra que provocaron más de 100 muertos, anunciaron las autoridades este sábado en un nuevo balance, una vez que los equipos de emergencia indios llegaron al país.

El Centro de Gestión de Catástrofes (DMC) precisó que la cifra de personas fallecidas pasó este sábado a 103, frente al balance oficial del viernes, que lo situaba en 91 muertos. Además, 113 personas continúan desaparecidas.

Alrededor de 230.000 habitantes fueron evacuados de sus hogares en el sur y el oeste del país, en su mayoría víctimas del diluvio.

Los militares llevaron a cabo operaciones de búsqueda en las zonas afectadas por los corrimientos de tierra.

El ejército del aire, por su parte, desplazó cinco aviones para operaciones de emergencia y otros cinco para transportar suministro de urgencia hasta los pueblos que están bloqueados y a los que no puede accederse por la carretera.

El ministro del Interior, Vajira Abeywardena, afirmó que las lluvias más intensas han cesado, sin embargo hay riesgo de inundación río abajo.

Por ello, instó a los ciudadanos a abandonar los territorios que están en las zonas bajas y a refugiarse en otras más elevadas y, por lo tanto, menos vulnerables.

"Quedan muchas zonas aisladas que son inaccesibles", explicó a la prensa Abeywardena, en Colombo, la capital. "Hay algunos sectores a los que no se puede acceder ni con helicópteros ni con barcos", agregó.

El Gobierno distribuyó por vía aérea unos 10.000 chalecos salvavidas para las personas que se encuentran bloqueadas. Además, instaló 104 refugios de emergencia en los edificios públicos para los ribereños evacuados, añadió el ministro del Interior.

Un barco indio llegó este sábado a Colombo para ayudar a Sri Lanka. El buque consta de un equipo médico de emergencia, lanchas inflables y medicamentos. Además, se espera que llegue otra nave el lunes.

Según el departamento meteorológico, las lluvias deberían calmarse. Aún así perdurará un monzón de intensidad baja.

Este monzón, que llegó el jueves por la noche, puso fin a la prolongada sequía que amenazaba tanto la agricultura como la producción de energía hidroeléctrica del país.

Se trata de las peores inundaciones desde mayo de 2003, cuando murieron 250 personas y más de 10.000 casas fueron arrasadas por un monzón de intensidad similar, según las autoridades.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP