Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Nicholas Haysom, representante especial de la ONU en Afganistán, presenta el 14 de febrero de 2016 en Kabul el informe sobre las víctimas civiles de la guerra

(afp_tickers)

El año 2015 ha sido el más sangriento para los civiles en Afganistán desde que la ONU comenzó en 2009 a contabilizar el número de afganos muertos o heridos en el conflicto, un aumento que coincide con el final de la misión de combate de la OTAN.

En total, la guerra en Afganistán ha dejado 11.002 víctimas civiles, entre ellas 3.545 muertos en 2015, una cifra en aumento del 4% en relación al precedente año, anunció la ONU este domingo en su informe anual, en el que señala que ha habido un aumento de los ataques talibanes en las ciudades.

"El daño infligido a los civiles es totalmente inaceptable", dijo el representante especial de la ONU en Afganistán, Nicholas Haysom. "Hacemos un llamamiento a los que hacen sufrir al pueblo afgano a tomar medidas concretas para proteger a los civiles y detener las matanzas y mutilaciones", agregó.

Las principales causas de la muerte de civiles en 2015 son los combates y atentados en zonas pobladas. El informe cita en especial las incursiones de los talibanes en los centros urbanos, sobre todo la breve conquista de la capital provincial Kunduz en septiembre.

Una cada cuatro víctimas del conflicto en 2015 son niños, lo que equivale a un aumento del 14% en un año. Pero las estadísticas del informe "no reflejan el verdadero horror" de la situación en el terreno, subrayó Haysom durante una rueda de prensa este domingo. Los combates y los aparatos explosivos caseros son las dos causas principales de la muerte de menores, pero un alto número de niños murió también después de haber recogido o jugado inconscientemente con municiones. Este tipo de municiones mató a 113 niños e hirió a 252 en 2015.

Las mujeres también han pagado un alto precio por el conflicto, con un incremento del 37% en el número de mujeres afectadas. Una de cada diez víctimas son mujeres. Además, el informe muestra que cada vez más mujeres son blanco de violencia a causa de presuntas violaciones de la moral. Esta "tendencia preocupante" será objeto de un próximo informe de la ONU.

Un 62% de las víctimas civiles murieron a manos de fuerzas antigubernamentales, entre ellos los talibanes, según la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán.

Sin embargo, el informe muestra también que el número de víctimas causadas por las fuerzas progubernamentales -las tropas afganas e internacionales- se incrementó en un 28% en un año.

Las tropas de la OTAN pasaron el 1 de enero de 2015 de una misión de combate a una misión de formación y de apoyo a las tropas afganas, que fueron propulsadas a la primera fila en la lucha contra la insurgencia.

Los talibanes han multiplicado los atentados y ofensivas militares en los últimos meses, poniendo a prueba al ejército y a la policía afgana.

China, Estados Unidos, Afganistán y Pakistán están tratando de iniciar un proceso de paz para poner fin a una sangrienta insurgencia que ha durado 14 años. Recientemente, dijeron que esperan una reanudación del diálogo directo entre Kabul y los rebeldes talibanes a finales del mes.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP