Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Las fuerzas iraquíes evacúan a los civiles que huyen del barrio de Al Intisar, en Mosul (Irak), el 31 de diciembre de 2016

(afp_tickers)

Más de 125.000 iraquíes huyeron de sus hogares desde el inicio de la operación para arrebatar el control de Mosul al grupo yihadista Estado Islámico (EI) el pasado 17 de octubre, informó este miércoles la ONU.

"Con la intensificación de las operaciones militares en Mosul el número de desplazados aumentó considerablemente y más de 9.000 personas huyeron de la ciudad en cuatro día", según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

De los 125.568 desplazados durante las 11 últimas semanas, unos 14.000 pudieron regresar a sus casas en las zonas recuperadas a los yihadistas, precisó la agencia de la ONU.

Tras una pausa de dos semanas, las fuerzas iraquíes lanzaron el 29 de diciembre la "segunda fase" de su ofensiva, provocando una intensificación de los combates en la parte oriental de Mosul.

El jefe de una fuerza de élite en el frente afirmó el domingo a la AFP que las tropas iraquíes controlaban ahora más del 60% del este de Mosul.

Corresponsales de AFP vieron hordas de civiles huyendo de los combates en los últimos días, a pie y cargando con sus pertenencias en bolsas de plástico.

Las organizaciones humanitarias temen que la operación contra el bastión del EI provoque el desplazamiento masivo de más de un millón de civiles.

Esta cifra está todavía lejos de alcanzarse pero el número de desplazados aumenta a medida que avanzan las fuerzas iraquíes que todavía no han llegado a los barrios más poblados de la ciudad.

Más de 33 millones de personas están desplazadas en Irak y casi un tercio necesita ayuda humanitaria, según la ONU.

AFP