Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Ciudadanos sirios junto al lugar donde se produjo un doble atentado con coche bomba, en el barrio de Al-Zahraa, en Homs (centro del país), el 21 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Más de 150 personas murieron el domingo en una serie de atentados espectaculares reivindicados por Estado Islámico (EI) en zonas sirias controladas por el régimen, mientras Estados Unidos y Rusia se esfuerzan por lograr un alto el fuego.

En la ciudad de Homs, la tercera de Siria, un atentado, el más sangriento de este tipo en el país desde 2011, dejó 59 muertos, según la Organización Siria de Derechos Humanos (OSDH). Y un doble atentado yihadista cerca de un santuario chiita al sur de Damasco causó 83 muertos según la agencia siria Sana y 96 según el OSDH.

El emisario de la ONU en Siria, Staffan de Mistura, "condena con fuerza" los atentados cometidos en Homs y cerca de Damasco, según un comunicado de su portavoz que señala que "EI se responsabilizó de estos actos terroristas".

El Secretario de Estado John Kerry, que se entrevistó por teléfono con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, dijo el domingo en Ammán haber alcanzado "un acuerdo provisional en principio sobre los términos de un cese de las hostilidades, que podría entrar en vigor en los próximos días".

La multiplicación de protagonistas, las divisiones internacionales y la fuerza creciente de EI y del Frente Al Nosra, rama local de Al Qaida, minaron los esfuerzos de cara a solventar el conflicto que en cerca de cinco años se ha cobrado más de 260.000 muertos y ha puesto en fuga a más de la mitad de la población.

- Mensaje de desafío de EI -

En Sayeda Zeinab, a 5 km al sur de Damasco, donde se encuentra un lugar venerado por los chiitas, 83 personas perecieron en los atentados, según a agencia oficial siria. El balance del OSDH, por su parte, fue de 96 muertos, entre ellos al menos 60 civiles. La oenegé también contabilizó 160 heridos.

"Es uno de los balances más graves desde el principio del conflicto", declaró a la AFP Rami Abdel Rahmane, director del OSDH.

EI reivindicó el ataque, afirmó que dos kamikazes se hicieron estallar y amenazó con nuevos ataques.

Un reportero de la AFP contabilizó en la zona al menos 60 comercios destruidos y gran cantidad de vehículos calcinados. Los atentados se produjeron a 400 metros del mausoleo de Sayeda Zeinab, de las nietas del profeta Mahoma veneradas por los chiitas.

Unas horas antes, un doble atentado de EI con coches-bomba en un barrio alauita de Homs dejó 59 muertos y decenas de heridos, la mayoría civiles, según el OSDH.

Los alauitas son una comunidad surgida del chiismo a la que pertenece el presidente sirio Bashar Al Asad.

Según el director del OSDH, EI ha querido mandar un doble mensaje. "Primero para mostrar a la comunidad internacional que siguen teniendo fuerza a pesar de los bombardeos", explicó a la AFP. Y aprovechando el debilitamiento de los rebeldes ante el ejército en el norte de Siria, "mostrar que son los únicos capaces de golpear al régimen en sus bastiones, a los chiitas y a los alauitas".

Siria es un país de mayoría sunita pero el poder desde hace más de medio siglo está en manos del clan alauita de los Asad.

En la estratégica provincia norteña de Alepo, al menos 50 yihadistas de EI murieron en combates con el ejército sirio que avanza en el este de la región, y en bombardeos rusos, según el OSDH.

- 'Acuerdo provisional' -

La situación muy compleja en el terreno dificulta la instauración de una tregua aceptada por el conjunto de los protagonistas, pese a los esfuerzos de la ONU y Estados Unidos.

Kerry anunció el domingo en Ammán que habló de nuevo con su homólogo ruso Serguei Lavrov. "Llegamos a un acuerdo provisional en principio sobre los términos de un cese de las hostilidades, que podría entrar en vigor en los próximos días", dijo.

"Todavía no está cerrad y preveo que el presidente (Barack) Obama y el presidente (Vladimir) Putin se puedan hablar los próximos días para intentar concluir este trabajo", añadió.

"Dos conversaciones telefónicas suplementarias tuvieron lugar entre Lavrov y Kerry la noche del 21 de febrero. En esas conversaciones se finalizaron los parámetros del alto el fuego en Siria, presentados a los presidentes Obama y Putin", indicó el Ministerio ruso de Exteriores en un comunicado.

Una tregua que debía entrar en vigor el viernes pasado en virtud de un acuerdo internacional apadrinado por Moscú y Washington ha sido ignorado completamente.

El régimen considera difícil su aplicación, la oposición plantea condiciones casi irrealizables y los grupos yihadistas están fuera de control.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP