Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, en una cumbre Europa-Asia en Ulán Bator, Mongolia, el 15 de julio de 2016

(afp_tickers)

Más de 160.000 personas habían firmado este viernes una petición reclamando la dimisión del primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, que en plena crisis económica y a un mes de las legislativas aconsejó a los profesores descontentos con su salario que se buscaran otro empleo.

"El Gobierno debería estar dirigido por un hombre competente, honesto e instruido. Hoy, vemos lo contrario", se podía leer en la web Change.org, donde la petición fue lanzada el jueves.

El martes, el primer ministro y expresidente ruso (2008-2012) había provocado la indignación tras aconsejar a los docentes que se buscaran otro oficio más lucrativo: enseñar "es una vocación. Si quieren ganar dinero, hay muchos sitios que están muy bien donde podrán hacerlo más rápido", declaraba en una conferencia con jóvenes docentes.

"Ustedes son adultos. Si me hacen preguntas sobre el hecho de que después de la universidad están mal pagados, ¿qué puedo decirles? Cursen mejores estudios, traten de ganar más".

El salario medio de los profesores de escuela en Rusia en 2016 es de 32.000 rublos (440 euros), según la agencia Rosstat, y esa cifra esconde fuertes disparidades entre las regiones. Los funcionarios forman parte de las categorías profesionales más golpeadas por la crisis.

Las declaraciones de Medvedev, hechas a mes y medio de las elecciones legislativas en Rusia, han provocado una fuerte polémica en las redes sociales y en la prensa del país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP