Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un tanque de las fuerzas progubernamentales sirias avanza en el barrio de Qabun de Damasco el 13 de mayo de 2017, durante una ofensiva para retomar el área en manos de los combatientes de la oposición

(afp_tickers)

Más de 2.000 civiles e insurgentes fueron evacuados este domingo de un barrio rebelde de de Damasco, el tercero hasta la fecha, anunciaron los medios de comunicación sirios, lo que muestra de manera aún más clara que el gobierno quiere erradicar la presencia de rebeldes en la capital.

Las evacuaciones del barrio de Qabun siguen a las de otros dos distritos rebeldes de Damasco, Barzé y Teshrin, en manos de los insurgentes desde 2012.

"La primera fase del acuerdo en el barrio de Qabun finalizó con la salida de 2.289 personas, entre las cuales había 1.058 hombres armados" afirmó el gobernador de Damasco, Beshr Asaban, citado por la agencia de prensa siria Sana.

La evacuación tiene por objetivo "poner fin a toda presencia armada en el barrio", añadió.

Un corresponsal de la AFP en el barrio vio el domingo diez autobuses que transportaban a los rebeldes y sus familias.

Los medios estatales informaron el sábado que el gobierno sirio había alcanzado un acuerdo con los insurgentes para que estos fueran evacuados de Qabun tras el avance de las tropas del régimen en ese sector.

Un militante que se encontraba allí había confirmado que la operación ya había comenzado. "Los autobuses están listos, esperan en el sector controlado por el régimen", había dicho a la AFP Odai Awdeh.

- Túneles entre barrios -

Justo en el límite del barrio, dos mujeres se abrazaban y lloraban antes de separarse. Suad, de 22 años, se iba con su familia a la provincia de Idlib, dejando a su amiga Mona, también de 22 años, que se quedó en Damasco.

"No quería irme. Debo seguir con mi familia y los míos prefieren irse a Idlib desde que mi tío vive allí tras haber dejado Barzé", explicó Suad, antes de mezclarse con los centenares de personas que se disponían a subir a los autobuses, sin mucho equipaje.

El viernes, más de 1.200 civiles e insurgentes fueron evacuados de los barrios de Barzé y Teshrin y tomaron rumbo a la provincia de Idlib.

Además de Barzé, Qabun y Teshrin, los rebeldes están presentes en otros tres barrios de la capital siria, Jobar, Tadmun y Yarmuk.

Un soldado del ejército mostró un túnel que servía a los combatientes rebeldes para aprovisionarse de víveres y armas. "Tenía una profundidad de diez metros, dos metros de altura y unía Qabun con Erbin", controlado por los rebeldes en la región de la Ghuta oriental, cerca de Damasco.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), varias familias de rebeldes pudieron recorrer un túnel para abandonar la Ghuta y llegar a Qabun, y allí tomar un autobús hacia (la provincia de) Idlib (feudo rebelde).

Más de 320.000 personas han perdido la vida en Siria desde que comenzaran las revueltas antirrégimen en 2011, que se tornaron en guerra civil a raíz de una dura represión.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP