AFP internacional

Localización del incendio en Senegal

(afp_tickers)

Más de 20 personas murieron el miércoles en el sureste de Senegal en un incendio de origen desconocido durante un encuentro religioso musulmán, indicaron a la AFP este jueves los bomberos.

El incendio se produjo en Médina Gunass, en la región de Tambacunda, a unos 530 km al sureste de Dakar, donde cada año llegan centenares, incluso miles de fieles musulmanes para el "daaka", un retiro espiritual organizado durante unos doce días.

"El balance esta mañana (jueves) era de 22 muertos y 87 heridos", de los que una veintena están en estado grave, declaró a la AFP un responsable del cuerpo nacional de bomberos contactado por teléfono, aclarando que se trataba de un balance provisional.

Según éste, los heridos fueron evacuados al hospital regional de Tambacunda, a unos 80 km al norte de Médina Gunass.

Posteriormente, una fuente hospitalaria informó del deceso de un herido, por lo que el número provisional de víctimas mortales alcanza a 23.

Entre los heridos, además de los quemados, algunos de ellos muy graves, figuran víctimas de la avalancha humana registrada o de choques contra objetos que había en el lugar, indicó esta fuente, precisando que se desconocía el origen del fuego.

Varios medios locales informaron del incendio este jueves. Según ellos el incidente se declaró el miércoles al mediodía mientras cientos de fieles estaban congregados en el lugar del "daaka", alejado de las viviendas pero con refugios temporales hechos de paja, rodeados de vehículos de locomoción, equipajes o material de cocina, desplegados al aire libre.

- Accidentes frecuentes -

El fuego se propagó rápidamente, causando víctimas entre los peregrinos y daños significativos, según la prensa local. Algunos periódicos y webs de información publicaron en especial fotos de animales muertos calcinados.

Según el diario privado Le Quotidien, con al menos 22 muertos, "éste es el mayor balance de víctimas mortales que deja un incendio en este lugar de retiro espiritual anual. En 2010, un incendio por el estilo causó seis muertos y varios heridos".

Según la prensa local, el "dakaa" de Medina Gunass, que debe finalizar el 17 de abril, celebraba este año su 76ª edición.

"Con sumo dolor brindo mis condolencias a los próximos de las víctimas del incendio ocurrido ayer (miércoles) en el 'Daaka' de Medina Gunass", escribió este jueves el presidente senegalés Macky Sall en su cuenta en la red Twitter.

Sall también evocó la tragedia en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, en visita oficial en el país africano.

Los senegaleses, musulmanes sunitas en más del un 90%, practican un islam dominado por grandes cofradías sufíes, sobre todo las de los tidjanes, los muridíes, los qadríes y los layenes.

Uno de los peregrinos, Usman Ba, un jubilado, afirmó al diario progubernamental Le Soleil haber vivido varios incendios desde que comenzó a participar en el "dakaa" en 1966, "pero no fueron de tal magnitud".

"El fuego quemó todo a su paso. Sólo las tiendas modernas reservadas a los morabitos han quedado relativamente a salvo de la furia de las llamas", declaró otro peregrino, Aziz Thierno Belly Ba, habitante de Medina Gunass, citado por el diario privado L'Observateur.

El presidente Macky Sall hablaba de catástrofe el miércoles por la tarde -informando de un balance provisional de una "decena de muertos"- durante una conferencia de prensa.

AFP

 AFP internacional