Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varias personas limpian una calle inundada en Luizhou, en la provincia china de Guangxi, el 2 de julio de 2017

(afp_tickers)

Abundantes inundaciones causadas por lluvias torrenciales dejaron un saldo de más de 40 muertos o desaparecidos en el centro y en el sur de China y centenares de miles de personas fueron evacuadas, indicaron este lunes los medios oficiales.

Al menos 16 personas fallecieron y otras 10 se encuentran desaparecidas en la provincia de Guangxi (sur), anunció la agencia de noticias Nueva China, citando a las autoridades locales.

Miles de hectáreas de tierras agrícolas se inundaron, alrededor de 600 viviendas colapsaron y unas 6.500 han sufrido daños, generando pérdidas estimadas en 373 millones de euros, según la agencia oficial. Aproximadamente 90.000 personas fueron albergadas.

Un alud de lodo provocó cinco muertos y cuatro desaparecidos el sábado en la provincia vecina de Hunan (centro).

Más de 300.000 personas fueron evacuadas en esa provincia después de varios días de fuertes precipitaciones que dejaron un saldo de 295.000 hectáreas de cultivos y 6.000 viviendas destruidas.

En la provincia vecina de Guizhou (sudoeste), las inundaciones han ocasionado diez muertos desde el 22 de junio, según un anuncio de las autoridades provinciales difundido la pasada semana.

Todos estos hechos ocurrieron después de que un importante desprendimiento de tierra provocara la muerte de diez personas y la desaparición de otras 73 en el mes de junio, causando estragos en la localidad de Xinmo, en la provincia de Sichuan (sudoeste).

AFP