Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un grupo de migrantes sursudaneses el 19 de marzo de 2013 en Jartum, la capital de Sudán

(afp_tickers)

Más de 60.000 sursudaneses que huían de la guerra y la hambruna llegaron a Sudán en los tres primeros meses de 2017, anunció este miércoles la agencia de la ONU para los refugiados.

Sudán del Sur, independiente desde 2011, declaró en febrero el estado de hambruna en algunas regiones del país, donde 100.000 personas podrían ser víctimas del hambre.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) preveía la llegada de 60.000 refugiados sursudaneses a Sudán en todo el año 2017, pero esta cifra ya se alcanzó en los primeros tres meses.

"El número de nuevas llegadas ha superado las proyecciones, lo que marca un deterioro probable de la situación de Sudán del Sur", indicó la agencia en un comunicado.

ACNUR espera que se sigan produciendo llegadas de refugiados a lo largo del año y ha manifestado su preocupación por el descenso de recursos disponibles para atender sus necesidades.

Las organizaciones humanitarias lamentaron la hambruna "causada por el hombre", mientras que los combates han obligado a multitud de sursudaneses a abandonar sus hogares y provocaron la caída de la producción agrícola.

Sudán del Sur se sumió en diciembre de 2013 en una guerra civil que ha dejado decenas de miles de muertos y más de tres millones de desplazados, a pesar del despliegue de unos 12.000 Cascos Azules.

Más de 365.000 sursudaneses, en su mayoría mujeres y niños, han hallado refugio en Sudán desde el inicio de la guerra.

AFP