Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Manifestación contra el TLCAN en Ciudad de México el 16 de agosto de 2017, durante la primera ronda de negociaciones entre México, Estados Unidos y Canadá

(afp_tickers)

La segunda ronda de negociaciones sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre México, Estados Unidos y Canadá arrancó este viernes en medio de amagos del presidente Donald Trump de retirarse del acuerdo.

Este encuentro, que se prolonga hasta el martes, se realiza en un hotel de Ciudad de México, en medio de un gran hermetismo y sin mensajes a la prensa.

Sesionan 25 mesas de trabajo que abordarán temas como acceso al mercado de bienes, inversión, facilitación comercial, medio ambiente, comercio digital, transparencia y anticorrupción, informó en la secretaría de Economía mexicana.

También se discutirá el delicado tema de las reglas de origen, esto es, el contenido que deben tener los productos para no pagar aranceles. Es un tema importante para la vital industria automotriz de México.

Se espera que al concluir las actividades, el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, se reúna con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y la ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland.

Los tres socios aspiran a concluir las tratativas antes de fin de año para que no interfieran en las elecciones legislativas de Estados Unidos y la presidencial de México de 2018.

- Empleos y salarios -

El encuentro se realiza en medio de renovadas amenazas de Trump de abandonar el pacto comercial vigente desde 1994.

Trump ha tildado al TLCAN como el peor acuerdo comercial jamás firmado y le achaca la pérdida de empleos en su país y el déficit de poco más de 64.000 millones de dólares que registra con México.

Ha amagado con dejar unilateralmente el pacto en base a la cláusula 2205, según la cual sólo tiene que notificarlo seis meses antes, si bien otros expertos señalan que el Congreso estadounidense podría intervenir en la decisión.

"Tenemos que contemplar esa posibilidad" de que Estados Unidos quede fuera, dijo este viernes a la cadena Televisa Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y quien ha participado en un diálogo del gobierno con el sector privado.

Castañón llamó al gobierno a delimitar en lo inmediato una "plan B" que explore posibilidades con otros 45 países con los que México mantiene acuerdos y que se dé certeza jurídica a las inversiones.

"Lo que tenemos que hacer inmediatamente es bajar costos a las empresas, meter incentivos a la exportación", propuso.

Por su parte, el líder del sindicato privado más grande de Canadá (Unifor), Jerry Dias, dijo que México debe elevar sus salarios, los más bajos en toda Norteamérica.

"El argumento de los negociadores mexicanos de que se tiene que mantener a los trabajadores en pobreza para tener los trabajos es un argumento sin sentido", dijo Dias a periodistas.

El dirigente agregó que el acuerdo debe favorecer a los trabajadores de los tres países, algo que no se ha logrado.

"En Canadá y Estados Unidos pueden construir y pagar por los autos que fabrican, en México no pueden, eso está mal", subrayó.

- Expectativa mexicana -

Pese a las provocativas declaraciones de Trump, México espera lograr un buen acuerdo al tiempo que trabaja en el plan B que contempla diversificar sus socios para reducir su dependencia de Estados Unidos, destino de 80% de sus exportaciones.

Al mismo tiempo, los empresarios mexicanos esperan que en esta ronda queden fuera los temas políticos.

"Mientras sigan avanzando los temas técnicos es una buena señal y esperemos poner por separado los temas políticos de los temas técnicos", dijo este viernes Moisés Kalach, director del consejo de negociaciones internacionales del CCE.

También preocupa la insistencia de Washington en disminuir su déficit comercial mediante una negociación comercial, pues los expertos señalan que ese saldo rojo obedece a factores estructurales de Estados Unidos.

"El déficit no obedece a qué bien o qué mal están los tratados, obedece a cuestiones macroeconómicas", dijo a la AFP Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer.

Los expertos esperan también que las negociaciones lleguen a buen puerto.

"Esperamos unas negociaciones donde se mejore el tratado y se modernice, de tal manera que sea positivo para los tres países", agregó Serrano.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP