Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Se estima que los campos a licitar contienen cerca de 4.200 millones de barriles de crudo equivalente

(afp_tickers)

México adjudicó este miércoles 19 de 29 bloques petroleros de aguas profundas en la mayor subasta tras la apertura del sector a las inversiones privadas, y en la que participaron algunos gigantes mundiales de los hidrocarburos.

El gobierno mexicano ahora espera 93.000 millones de dólares de inversión comprometida por estos proyectos, una cifra superior a los cerca de 60.000 millones de dólares de inversión esperada de todas las subastas anteriores.

"Ha sido otra jornada exitosa para el sector petrolero de México", dijo en conferencia de prensa Aldo Flores, subsecretario de Hidrocarburos de la secretaría de Energía.

Flores agregó que hay un potencial de generación de 230.000 empleos en los primeros 15 años de vida de los proyectos, y pronosticó que de tener éxito, el inicio de su producción ocurrirá en 2028.

La angloholandesa Shell fue la mayor ganadora de la puja con nueve bloques, cuatro de ellos con la estatal catarí Qatar Petroleum y otro más en asociación con la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

"Tenemos un programa ambicioso ahora de perforación, así que tendremos que ponernos a trabajar", dijo a periodistas Alberto de la Fuente, director de Shell en México.

"Continuaremos evaluando todas las rondas", agregó sobre su posible participación en más licitaciones en el país latinoamericano.

Por su parte, la compañía PC Carigali, filial de la malasia Petronas, ganó seis bloques, cuatro de ellos en alianza con firmas como la española Repsol, la británica Ophir, la tailandesa PTTEP y la mexicana Sierra.

Pemex ganó en total cuatro bloques, dos de ellos por sí misma y dos en alianza con otras empresas.

En la subasta, la más grande desde que el gobierno abrió el sector petrolero a la inversión privada tras una reforma de 2014 que puso fin a 74 años de monopolio de Pemex, participaron 19 de las 26 empresas que originalmente se habían registrado.

Todos los bloques están localizados en el Golfo de México, con un área total de 65.000 kilómetros cuadrados, según cifras del regulador.

La subasta de este miércoles es la octava que se realiza en el marco de la reforma energética con la que México busca revertir el declive de sus ganancias petroleras.

Prueba de ese declive es que en 2017, la producción total de la estatal Pemex cayó 9,6%, según cifras de la empresa.

- Competencia de Brasil -

Los expertos consideran que México compite con Brasil -que impulsa la participación privada en la explotación de yacimientos en aguas profundas- en la atracción de capital para la industria petrolera.

"Brasil en especial es atractivo para las operadoras de aguas profundas", dijo a la AFP Alejandra León, analista de la firma IHS Markit.

El titular del regulador petrolero, Juan Carlos Zepeda, dijo que México siempre está en competencia con otros países y regiones por los recursos.

"En cada licitación competimos con el mundo entero, las empresas internacionales que participan evalúan todas las oportunidades y todas las licitaciones, de Brasil, Estados Unidos, África o Medio Oriente", dijo el funcionario a la prensa.

De la Fuente, de Shell, dijo que "Brasil y México son distintos" y que por eso les gusta estar en ambos.

Algunas de las compañías que participaron en esta nueva licitación, como la británica BP, también compitieron en la reciente subasta de bloques de Brasil de octubre, en la que se colocaron seis de los ocho bloques ofertados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP