Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La economía de México creció 0,7% en el primer trimestre de 2017, por encima de lo esperado

(afp_tickers)

México elevó este lunes su pronóstico de crecimiento para 2017 luego de que su economía creciera algo más de lo esperado en el primer trimestre y destacó su "resistencia ante choques externos".

El Producto Interno Bruto (PIB) creció 0,7% frente al trimestre inmediato anterior, y superó el 0,6% preliminar anunciado por el Instituto Nacional de Estadística (INEGI) en abril, principalmente por el avance de las actividades agrícolas y del vasto sector de servicios.

La mejora en los resultados "marca un cambio de tendencia que se refleja en las estimaciones más recientes del sector privado", destacó el Ministerio de Hacienda en un comunicado, en el que elevó su estimación para el crecimiento de 2017 a un rango de entre 1,5% y 2,5% frente a la banda anterior, de entre 1,3% y 2,3%.

La revisión al alza es también resultado de una evolución "particularmente favorable" de las actividades no vinculadas a la industria petrolera, principalmente del mercado interno y de las exportaciones, detalló Hacienda.

En su comparación anual, el PIB registró un avance del 2,6% entre enero y marzo frente al 1,6% del mismo lapso del 2016.

"La resistencia de la economía ante choques externos se ha reflejado en un desempeño durante el primer trimestre mejor al esperado, generando revisiones al alza en las expectativas de crecimiento del sector privado", dice la nota del ministerio.

La revisión del pronóstico oficial confirma la idea de algunos analistas de que la economía de México ha logrado resistir hasta ahora la amenaza que suponía la administración del presidente estadounidense, Donald Trump.

-Resiste la incertidumbre-

Bancos como el español BBVA pronosticaban en diciembre que México podría caer en una recesión si Trump cumplía con promesas de campaña como abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que mantiene desde 1994 con México y Canadá, o gravar las remesas de dinero que migrantes mexicanos envían a su país para financiar la construcción de un muro fronterizo.

México envía a Estados Unidos alrededor de un 80% de sus exportaciones, mientras que muchas familias mexicanas dependen de las remesas, una de las mayores fuentes de divisas del país, que en 2016 alcanzaron un récord de 26.970 millones de dólares.

El peso mexicano cayó abruptamente ante el dólar tras la elección de Trump pero luego recuperó terreno.

Aún así, hasta abril la inflación anualizada se ubicó en un 5,82%, su más alto nivel desde mayo del 2009 -en plena crisis financiera internacional-, presionada también por un fuerte aumento a inicios del año en los precios de combustibles.

No obstante, estas condiciones y la eventualidad de nuevos eventos negativos en Estados Unidos son valorados con mucha cautela por algunos expertos.

"El sector industrial se mantendrá lastrado por la crisis del sector petrolero y un débil crecimiento de la construcción y la manufactura ante la incertidumbre que rodea la futura relación comercial con Estados Unidos", dijo Joan Domene, analista del banco local Invex en un reporte a clientes.

"Además, anticipamos una desaceleración del sector servicios ante el aumento de la inflación y el costo de endeudamiento", agregó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP